El Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) planea regresar al mercado, el próximo 27 de noviembre, para llevar a cabo sus nuevas emisiones de bonos sostenibles.

Según consta en su solicitud, la institución buscará recaudar 5,000 millones de pesos con su sexta y séptima emisión de este tipo de deuda para seguir financiando proyectos ambientales y sociales que apoyen el desarrollo sustentable del país.

La oferta de Banobras se dividirá en dos tramos, los cuales colocará a tasa flotante a 3 y 5 años. El monto tiene un objetivo de 5,000 y hasta un máximo de 7,500 millones de pesos.

“Banobras destinará los recursos netos que obtenga de los bonos sustentables para financiar proyectos elegibles en infraestructura básica asequible, infraestructura de servicios públicos, recuperación de desastres, transporte sostenible, energía renovable, eficiencia del agua y manejo de aguas residuales (entre otros)”, indica en una presentación.

La institución ha destacado como el mayor emisor de bonos temáticos en México. Además, se convirtió en  el primer banco de desarrollo en emitir bonos sostenibles en América Latina.

Desde el 2017 ha realizado cinco colocaciones con las que ha levantado 19,560 millones de pesos, tanto en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) como en la Bolsa Institucional de Valores (BIVA).

Buena calificación

El marco de los bonos sostenibles de Banobras recibieron la opinión favorable por parte de la firma global Sustainalytics.

Mientras que la calificadora Fitch le asignó la nota “AAA” a estas emisiones porque “la calidad crediticia de Banobras está totalmente sustentada en el apoyo potencial que podría recibir, si fuera necesario, del soberano mexicano”.

“Banobras contribuye con un rol de política pública y es esencial para el cumplimiento del Plan Nacional de Desarrollo (PND) y es probable que tenga una participación en los proyectos prioritarios de la administración actual”, considera Fitch.

Por su parte, S&P Global Ratings asignó sus calificaciones de deuda de largo plazo en escala nacional “mxAAA” a las emisiones sostenibles del banco de desarrollo, con clave BANOB 20X y BANOB 20-2X.

“Las calificaciones incorporan nuestra expectativa de que el emisor seguirá siendo el banco de desarrollo más grande del país y uno de los principales prestamistas a los gobiernos estatales en el sistema bancario mexicano y con una posición relevante en el sector de infraestructura en el mercado local”, expresa S&P.

Señala que Banobras tiene “sólidos niveles de capitalización ajustado por riesgo (RAC), de aproximadamente 10.7% en 2020 y 2021 y espera que mantenga indicadores de calidad de activos saludables a pesar de la profunda recesión y el fuerte ciclo económico adverso causado por la pandemia de Covid-19”.

judith.santiago@eleconomista.mx