Los mercados accionarios de México y Estados Unidos cerraron con caídas este lunes, arrastrados por la baja en los precios internacionales del petróleo.

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) perdió el lunes, siguiendo los pasos de Wall Street, después de que el precio del petróleo cayó 5% a su menor nivel en casi seis años, lo que avivó temores entre inversionistas sobre su impacto en la economía global.

El peso, en tanto, interrumpió en la primera sesión de la semana una racha ganadora de cuatro días de ganancias, que lo llevó a cerrar el viernes su mejor semana en 14 meses.

Finalmente, el rendimiento de los bonos de largo plazo perdió terreno.

El Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) cerró con una caída de 1.42%, en línea con los mercados globales, debido a la extensión en la caída en los precios del petróleo y la expectativa de los resultados trimestrales de las empresas al cierre del 2014.

El IPC reflejó la caída de las emisoras de mayor peso, como América Móvil, Walmart, Grupo México, Grupo Financiero Banorte y Televisa, con lo cual se ubicó en 41,080.78 unidades.

La BMV cerró en línea con los índices de Wall Street, de los cuales el Dow Jones perdió 0.54%, el Standard and Poor’s 500 retrocedió 0.81%, y el NASDAQ bajó 0.84 por ciento.

Los mercados de nueva cuenta tuvieron una jornada negativa debido a la baja en los precios del petróleo, en donde el West Texas Intermediate (WTI) tocó un nuevo mínimo desde el 2009, de 45.85 dólares por barril, mientras el Brent se ubicó en un mínimo de 47.16 dólares por tonel.

Por su parte, la mezcla mexicana llegó a 38.11 dólares por barril, esto es una baja de 4.72 por ciento.

Seguirán bajos

El banco estadounidense Goldman Sachs recortó el lunes sus pronósticos para el petróleo, argumentando que los precios del combustible necesitan permanecer bajos por mucho tiempo más, para reducir la producción y poner fin a un sobreabastecimiento global.

Analistas de Goldman Sachs, encabezados por Jeffrey Currie, dijeron que el colapso de los precios del petróleo en los últimos seis meses -que ha hecho que el referencial Brent del mar del Norte caiga casi 60%, a menos de 50 dólares por barril- finalmente equilibraría al mercado.

Sin embargo, estimaron que los precios bajarán mucho más en el corto plazo, posiblemente en torno de los 30 dólares por barril, antes de que el mercado vea un repunte.

Goldman Sachs es uno de los bancos más influyentes de Estados Unidos en los mercados de materias primas.

El banco dijo el lunes que redujo sus pronósticos para el Brent en el 2015 a 50.40 dólares desde 83.75 dólares por barril, y los del crudo en Estados Unidos, o WTI, a 47.15 dólares desde 73.75 dólares por barril.

Para el 2016, Goldman Sachs estima que el Brent cotizará en 70 dólares y el WTI en 65 dólares por barril, desde 90 dólares y 80 dólares por barril, respectivamente.

[email protected]