La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) terminó las negociaciones del lunes con una fuerte pérdida. La plaza accionaria local retrocedió presionada por una ola de nerviosismo en los mercados por la falta de solvencia en la promotora inmobiliaria Evergrande, de China, que podría afectar al sistema financiero de ese país.

El referencial índice S&P/BMV IPC, compuesto por las acciones de las 35 emisoras con mayor valor por capitalización y liquidez en México, perdió -1.46% para cerrar con un nivel de 50,557.65 puntos. El índice FTSE BIVA, de la Bolsa Institucional de Valores (Biva), se movió -1.45% hasta un nivel de 1,042.31 puntos.

S&P/BMV IPC

Al interior del índice de referencia, la mayoría de los valores cerraron con pérdidas, con 27 componentes en verde y ocho en rojo. Los peores desempeños de la jornada fueron los de Orbia Advance, con -4.86%; la minera Grupo México, con -3.53%; Kimberly-Clark de México, con -3.33%, y Asur, que perdió -3.32 por ciento.

Evergrande busca fondos para pagar a sus acreedores, proveedores e inversionistas. Los reguladores consideran que con 305,000 millones de dólares en pasivos podría desatar un riesgo amplio para el sistema financiero de su país, uno de los mayores demandantes de materias primas, lo que presiona sus precios.

jose.rivera@eleconomista.mx