La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró este viernes con un descenso de 0.21%, con lo que sumó tres jornadas consecutivas de bajas debido a una toma de utilidades y por cifras económicas en Estados Unidos.

El principal indicador accionario, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC), se ubicó en 49,426.08 unidades, con un descenso de 104.45 puntos respecto al nivel previo.

Con ello la BMV acumuló una baja semanal de 0.12% respecto al viernes anterior, pero en el mes gana 0.33% y en lo que va del año muestra un rendimiento de 8.29 puntos porcentuales.

Al cierre de la jornada accionaria en la BMV se operó un volumen de 227.9 millones de títulos por un importe de 8,372.4 millones de pesos, con 52 emisoras que ganaron, 72 perdieron y seis se mantuvieron sin cambios.

Las emisoras que contribuyeron a la baja del IPC fueron Cemex con menos 0.61%, Grupo México que terminó con una baja de 0.70% y Mexichem con un descenso de 1.06 puntos porcentuales.

El centro bursátil local sumó otra jornada negativa debido a una toma de utilidades, después de tocar niveles máximos históricos a inicio de la semana, además de reflejar cautela por parte de los inversionistas después de la publicación de indicadores económicos en Estados Unidos.

Se publicó la inflación de abril en ese país, la cual se colocó en una tasa interanual de 2.2%, por debajo de lo estimado por el mercado.

Además, se reportaron las ventas minoristas que crecieron 0.4% a tasa mensual, menos de 0.6% anticipado, indicadores que muestran que el crecimiento económico pudo haberse desacelerado más en los últimos meses.

Wall Street retrocede

Wall Street cerró con caídas, terminando una semana negativa por flojos datos económicos que presionaron al sector bancario y al intensificarse las preocupaciones en torno a Nordstrom y otras tiendas departamentales.

El Dow Jones (DJ) perdió 22.81 puntos, o 0.11%, a 20,896.61 puntos, mientras que el S&P 500 cayó 3.54 puntos, o 0.14%, a 2,390.90 unidades. En cambio, el índice NASDAQ Composite subió 5.27 puntos, o 0.09%, a 6,121.23 unidades.

En la semana el DJ cayó 0.5% y el S&P 500 perdió 0.4%, mientras que el NASDAQ subió 0.3 por ciento.

Un clima de aversión al riesgo se apoderó esta semana de Wall Street luego de que inesperadamente el presidente Trump despidió al director del FBI, cuya potencial consecuencia podría ser una demora en las metas del mandatario de recortar impuestos y reforzar el gasto en infraestructura.

Datos flojos de ventas minoristas y de inflación de EU, generaron preocupación sobre una desaceleración del crecimiento económico e interrogantes respecto a si la Fed podrá mantener sus planes de ajuste monetario.

Las acciones de bancos, un sector que suele beneficiarse con tasas de interés más altas, presionaron tanto al S&P 500 como al DJ. El sector financiero del S&P 500 cayó 0.45%, mientras que el industrial perdió 0.65 por ciento. Las tiendas departamentales volvieron se presionaron, luego de que JCPenney reportó ventas por debajo de lo esperado, provocando una caída de 13.99% en sus títulos.

Las acciones de Nordstrom cayeron 10.84% tras una débil cifra de ventas. Y las de Macy’s bajaron 3.04%, llevando su retroceso a más de 19% en las últimas dos sesiones tras un decepcionante reporte de resultados trimestrales.

[email protected]