Los operadores de derivados del petróleo se preparan para nuevas bajas de los valores del crudo en los próximos meses, sin embargo, pocos de ellos esperan que pronto ocurra el peor de los escenarios que planteó Goldman Sachs, respecto de un descenso a 20 dólares por barril.

El mercado de opciones indica que los inversionistas se preparan para que los precios del crudo estadounidense retrocedan a alrededor de 35 dólares en el primer semestre de 2016, pero la mayoría no cree en un desplome más profundo en ese período.

Los futuros del petróleo en Estados Unidos disminuyeron debajo de 37 dólares el barril por primera vez desde inicios de 2009 este martes, un vez que el último encuentro de la OPEP terminó con discusiones y no se decidió reducir el bombeo.

El banco de inversión Goldman Sachs, una influyente voz en las transacciones del hidrocarburo, ha dicho que los precios podrían descender incluso hasta 20 dólares por barril en algún punto, afectados por el creciente exceso de suministro de crudo y una lenta demanda.

Los futuros del crudo no se han negociado en esos niveles en forma sostenida desde fines de la década de 1990, y el mercado de opciones sugiere que son pocos los que creen que los precios regresarán allí el próximo año.

Los inversionistas han comprado más protección contra una caída a, o menos de, 35 dólares el barril en el primer semestre del próximo año, que para cualquier otro nivel de precios, de acuerdo con las tenencias de los contratos de opciones de crudo estadounidense.

Las tenencias de opciones para vender o comprar futuros de crudo estadounidense a 35 dólares a lo largo de la primera mitad del próximo año, se encuentran en alrededor de 91,000 lotes o 91 millones de barriles de petróleo, lo que es casi igual a un día de demanda global de crudo.

Eso se compara con solo 16,000 lotes a 20 dólares.

[email protected]