La siderúrgica mexicana Industrias CH (ICH) reportó un crecimiento de 274% en su flujo operativo (EBITDA) en el 2016, respecto al resultado consolidado del 2015.

El EBITDA de la compañía pasó de 1,550 millones a 5,787 millones de pesos durante todo el 2016, respecto al 2015, debido principalmente al ajuste en el deterioro de inmuebles, maquinaria y equipo en el 2015 en las plantas de Republic Steel, su subsidiaria en Estados Unidos.

Las actividades de dicha planta fueron suspendidas temporalmente debido a las condiciones del mercado petrolero, así como a la disminución en los gastos de operación y al incremento de los precios de venta promedio del 2016 comparado con el 2015.

Otra recuperación importante fue la registrada en la utilidad neta de la parte controladora, que pasó de tener saldo negativo de 2,865 millones de pesos a una ganancia de 5,243 millones de pesos en el 2016.

Los ingresos consolidados de ICH apenas aumentaron 0.86% respecto al consolidado del 2015, porque tuvo un crecimiento de 1% tanto en ventas nacionales como en internacionales,

Lo anterior se vio limitado, porque el total de toneladas vendidas de productos siderúrgicos pasó de 2,449 millones a 2,392 millones de toneladas, comparando los cierres del 2015 con los del 2016.

La situación económica global ha generado una drástica contracción de la demanda de productos de acero así como una importante restricción del crédito y la liquidez.

Simec se recupera

Una de sus filiales, Simec, tuvo una recuperación de 4.77% en sus ingresos totales, pasando de 24,476 millones a 25,642 millones de pesos, por la combinación de un mayor volumen embarcado (4% más) y un incremento en el precio promedio de venta.

El EBITDA de la firma pasó de tener al cierre del 2015 un saldo negativo de 841 millones de pesos a, al cierre del 2016, un saldo de 4,803 millones de pesos.

[email protected]