Las acciones de la empresa pública más valiosa del mundo, la petrolera estatal de Arabia Saudita, Aramco, cerraron en su cuarta sesión en la Bolsa de Valores de Riad en 38 riales por unidad, lo que llevó a la compañía a superar y mantenerse en 2 billones de dólares de capitalización bursátil.

El lunes la petrolera alcanzó dicha cifra, la misma que había sugerido el príncipe heredero Mohamed bin Salman cuando hizo pública su intención en el 2016 de que Aramco saliera a Bolsa con una oferta pública de venta de acciones de 100,000 millones de dólares.

Aramco debutó el miércoles de la semana pasada en la Bolsa de Riad, único mercado del mundo en el que se cotizan sus títulos y que hasta ahora han cerrado con ganancias.

En su debut, la petrolera estatal ganó 10%, el límite máximo de oscilación permitido por Tadawul, y el jueves subió 4.55%, en una jornada en la que la compañía llegó a valorarse en 2 billones de dólares. El domingo, las acciones se volvieron a apreciar 1.63 por ciento.

Ayer cerró con un alza de 1.60% para llegar a 38 riales cada una. Con ese cierre, el valor de capitalización de la emiosra es de 2.02 billones de dólares.

Aramco ofreció alrededor de 1.5% de sus títulos en la Oferta Pública Inicial de acciones con las que salió a Bolsa, con una estimación inicial de precio de 25,600 millones de dólares y un valor de 1.7 billones de dólares.

Analistas de Bernstein estimaron el valor de Aramco en cerca de 1.36 billones de dólares, lo que se compara con la valuación de la gigante energética estadounidense Exxon Mobil de menos de 300,000 millones de dólares.

“Saudi Aramco es la mayor, más rentable petrolera del mundo, pero el tamaño no lo es todo”, escribieron, subrayando el riesgo de un lento crecimiento de las utilidades netas si los precios del crudo se mantienen estables. (Con información de Notimex)