El día de ayer, el peso experimentó un comportamiento positivo con respecto al dólar, apoyado por un renovado optimismo en los mercados debido a alentadoras noticias económicas provenientes de Europa y China, así como por señales de cierta estabilidad en el mercado laboral de Estados Unidos.

Cabe destacar que después del cierre oficial, el peso continúo recuperando terreno frente al dólar, incluso rompió marginalmente su soporte ubicado en 12.72 unidades a la venta. De confirmarse dicho movimiento, no se debería descartar que la recuperación se pudiera extender a niveles cercanos a los 12.50 pesos por dólar, dependiendo de la evolución del contexto internacional.

Con este comportamiento, la moneda nacional acumuló una apreciación de 1.34% en dos sesiones de ganancias consecutivas.

El Banco de México (Banxico) compró el día de ayer 280 millones de dólares en el mercado de cambios a tenedores de opciones, como parte de un mecanismo para acumular más reservas internacionales.

El apetito por el riesgo creció en la sesión del jueves motivado por noticias provenientes de diversas regiones del mundo.

En China, se confirmó que sus exportaciones experimentaron un crecimiento de 48.5% durante el pasado mayo, lo que contribuyó a alejar, por el momento, el fantasma de una mayor desaceleración de uno de los principales motores de la economía global.

El Banco Popular de China inyectó esta semana 166,000 millones de yuanes (24,300 millones de dólares) en el mercado a través de emisiones de billetes y acuerdos de readquisición, para aliviar la escasez de dinero a corto plazo.

Ésta es la tercera inyección en las ultimas tres semanas, pues en las dos semanas pasadas, la entidad inyecto al mercado 159,000 millones de yuanes (23,300 millones de dólares).

Por otro lado, en Estados Unidos se dio a conocer que las solicitudes por seguro de desempleo se ubicaron en 456,000, cifra por debajo de las 459,000 anteriores, lo que puede ser una señal de cierta estabilidad en el mercado laboral.

Mientras que en las reuniones de política monetaria de los bancos centrales de Europa y Reino Unido se anunció que se manutuvieron sin cambio sus tasas de interés objetivo en 1.0 y 0.5%, respectivamente. Sin embargo, lo que más llamó la atención fue el hecho de que la principal autoridad monetaria de la eurozona elevara su pronóstico de crecimiento económico para el 2010 a un rango de 0.7 y 1.3 por ciento.

En declaraciones pronunciadas la noche del lunes en Washington, Bernanke declaró que la red de seguridad de 1 billón de dólares lanzada por la Unión Europea era mucho dinero y suficiente para proteger durante varios años a Grecia, Portugal y España de la volatilidad de los mercados de crédito.

No obstante, reconoció que los inversionistas aún no estaban convencidos de que los problemas de deuda de Europa pudieran resolverse e indicó que el continente podría necesitar más dinero de rescate.

En tanto, los mercados de crédito en Europa presentaron una mejoría derivada de la recaudación de fondos, vía colocación de bonos, por parte de naciones que han estado en el ojo del huracán como España, Italia e Irlanda.

Lo anterior, contribuyó a catapultar al euro por arriba de la barrera de los 1.20 unidades, acercándolo a su resistencia crítica ubicada entre 1.22 y 1.23 dólares.

*El autor de la nota es gerente de promocion de CIBanco, SA.