Comparado con el mundo, las fusiones y adquisiciones mexicanas, y en el conjunto latinoamericano, palidecen ante las megafusiones que protagonizan otras multinacionales en distintos sectores.

En el año que se fue se anunciaron dos de las fusiones más importantes en toda la historia. La primera de ellas la protagonizaron dos emblemas del sector farmacéutico: Allergan y Pfizer, luego que la segunda ofertó 160,000 millones de dólares por la primera, una operación que todavía está pendiente de aprobación por los reguladores de Estados Unidos, la Unión Europea y Japón.

La belga Anheuser­Busch InBev ofreció a su vez 117,406 millones de dólares por la inglesa SABMiller, de esta manera la industria cervecera mundial conocerá un nuevo coloso una vez que sea aprobada esta operación.

NOTICIA: Dow Chemical y DuPont, fusión de 130,000 mdd

En el sector energético, la holandesa Royal Dutch Shell puso en la mesa 81,505 millones de dólares por su competidora británica BG Group.

Time Warner Cable también está en camino de pertenecer a otros dueños, tras recibir una oferta de compra por 79,592 millones de dólares.

Y en el sector tecnológico, Dell ofreció 65,691 millones de dólares por la empresa de soluciones de virtualización EMC.

En el 2015, la operación para escindir a PayPal, y la de menor cuantía entre las operaciones mundiales, significó una cifra de 49,164 millones de dólares.

NOTICIA: Crédito Real adquiere 55.21% de Resuelve tu deuda

En el año 2015, las diez operaciones latinoamericanas, en conjunto, suman apenas 28,732 millones de dólares.

Sólo las diez fusiones y adquisiciones globales más relevantes logradas entre enero y mayo del 2015 significaron un monto de 379,063 millones de dólares. Esa cifra supone un valor mayor a lo que generaron las economías de América Central en su conjunto en el 2014 o a lo reportado por el PIB de Colombia, Perú, Puerto Rico o Chile juntos en el mismo año.

En la búsqueda por tener un alcance global, observamos durante el año que se registraron grandes adquisiciones en importantes sectores, donde las empresas buscaban llegar a nuevos mercados fuera de sus fronteras o como parte de una integración horizontal de sus servicios y productos , afirmó Efrén Páez, economista de Mediatelecom.

NOTICIA: Megafusiones: en contra de los consumidores

Observamos que las compañías se mantienen con el interés de formar una oferta convergente, de modo de fortalecer su posición en la cadena de valor y como ejemplos claros fueron la fusión entre Alcatel­Lucent y Nokia y Dell­EMC .

[email protected]