Varias compañías retribuirán en los próximos días a sus accionistas. Red Eléctrica y Endesa, que el viernes pagaron dividendos de 0.8323 y 0.38 euros por acción, respectivamente, se han adelantando. Ellos han dado el pistoletazo de salida a un 2015 que se presenta con buenas perspectivas en cuanto a los dividendos, aunque el techo está muy alto, pues en 2014 se batió un récord histórico en España en la retribución al accionista, en parte gracias a dividendos extraordinarios como el de Endesa.

La opción de que las entidades financieras empiecen a dejar a un lado la fórmula del scrip dividend para regresar al pago en efectivo, o el posible estreno en estas lides de retribución a sus accionistas de empresas como Bankia o Liberbank, son algunas de las claves del pago del dividendo este año.

En el 2014, las compañías españolas pagaron a sus accionistas dividendos por 43,500 millones de euros; esto es 89.3% más que en el 2013. Este dato, que es un récord histórico, estuvo condicionado por el pago del dividendo extraordinario de Endesa, el mayor de la historia en la Bolsa española.

Sin contar a la eléctrica, el aumento de lo que destinaron las empresas a la retribución al accionista fue de 26%, igualmente un máximo histórico.

El pasado año regresaron al pago de dividendos Telefónica, ACS, Popular, Abengoa, Atresmedia, Testa y Lingotes Especiales. Según datos recogidos por el informe de mercado en el 2014 de BME, un total de 93 empresas españolas pagaron dividendo a sus accionistas, de los que 74 forman parte del mercado principal y 19 cotizan en el Mercado Alternativo Bursátil.

Por tanto, el punto de partida es muy exigente. Aun así, Joaquín Robles, analista de XTB, cree que en el 2015 se podría marcar un nuevo récord histórico de dividendos.

La más rentable

La Bolsa española es el índice europeo con una mayor rentabilidad por dividendo (se sitúa en 5%). Luca Paolini, estratega jefe de Pictet AM, indica que lo destacable en la renta variable española es la rentabilidad por dividendo. Si nada cambia, es buen punto de partida . Como explican desde Carax, este año el interés por la rentabilidad por dividendo es aun mayor, dadas las bajas rentabilidades del activo libre de riesgo; es decir, lo ofrecido por los bonos soberanos .

Al frente del ranking de las compañías que más sobresalen en la retribución a sus accionistas se sitúa Santander. La entidad mantendrá este año una rentabilidad por dividendo de 8.5%, según las estimaciones del consenso del mercado.

Las compañías que siguen en la lista de empresas más interesantes para los inversionistas en cuanto a la retribución al accionista son dos blue chips del Ibex que han destacado tradicionalmente en este campo: Telefónica, con una rentabilidad por dividendo prevista de 5.8%, y Repsol, que en el 2014 elevó hasta 11.4% su rentabilidad por este concepto, debido al dividendo extraordinario que pagó a los titulares de sus acciones con lo ingresado por la expropiación de YPF en Argentina y que este año quedará en 5.7 por ciento.

Dos de las compañías que no han pagado dividendo en el 2014 (ni nunca antes) y podrían hacerlo este año, según las estimaciones del mercado, forman parte precisamente del sector financiero, son Liberbank y Bankia. En ambos casos, el dividendo sería con cargo a los resultados del 2015, por lo que no llegarían antes del segundo semestre.