El plan estratégico del Mercado Integrado Latinoamericano (Mila) prevé la incorporación de emisiones de deuda y la ampliación de instrumentos de renta fija como CKD y Fibras, mismos que podrían iniciar en el 2016.

De acuerdo con información del mercado común en el que participan México, Chile, Colombia y Perú, el plazo de un año se debe a que el tema de deuda es un reto importante que involucra aspectos regulatorios y de transparencia.

En el Mila destacaron que hay una total apertura para evaluar nuevos vehículos de inversión tanto de renta variable como de renta fija; incluso se podría incluir a los Certificados de Capital de Desarrollo (CKD) y los fideicomisos en infraestructura y bienes raíces (fibras).

Los CKD son valores fiduciarios destinados para el financiamiento de uno o más proyectos, mediante la adquisición de una o varias empresas, principalmente en sectores de infraestructura, inmobiliarios, minería y desarrollo de tecnología.

Recalcaron que tanto los CKD como los fibras son instrumentos que se perciben con interés por parte de los inversionistas del Mila.

Al respecto, Jaime Ruiz Sacristán, presidente de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), adelantó que lo que se busca es que cuando se lleve a cabo una emisión de capitales o de deuda, previo trámite de aprobación en el país de origen, ésta se acepte en las naciones que integran el Mila sin necesidad de pasar por nuevas autorizaciones.

Afirmó que el Mila opera en la actualidad sólo para acciones, pero existe la intención de que se incorporen emisiones de deuda en el 2016 .

Ruiz Sacristán reiteró que la integración de México al Mila facilita a los emisores nacionales el acceso al mercado de inversionistas sudamericanos, lo que les dará más operatividad y liquidez, al mismo tiempo que fortalecerá a la región en su conjunto, potenciando al Mila como polo de inversión y aumentará su valor.

Hace unas semanas, la CNBV emitió disposiciones para que las emisoras puedan colocar cualquier clase de valores, pero al amparo de un solo programa; para ello deberán solicitar una inscripción preventiva que se acompañe de un prospecto en el que se desarrollen las características de los instrumentos a emitir.

Con esta medida se busca facilitar y agilizar los procesos de oferta pública en beneficio del mercado, al tiempo que significará menores cargas administrativas y costos.

romina.roman@eleconomista.mx