La amenaza del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de imponer aranceles a las importaciones de México, alimentó la volatilidad en el mercado de valores, sembrando de nueva cuenta un panorama lleno de incertidumbre, advirtieron expertos.

El jueves, Trump aseguró que si México no toma “medidas dramáticas” para atacar  el problema de la inmigración ilegal, aplicaría aranceles de 5% a partir del 10 de junio, que aumentarían a 25%, a los productos mexicanos que entren a EU. La noticia fue tomada negativamente por el mercado bursátil. El  viernes el principal índice de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), el S&P/BMV IPC, vivió una jornada volátil.

En las primeras horas de operación registraba una caída de 2.11%, a 42,433.10 puntos. Sin embargo, hacia el final del día cerró con un retroceso de 1.38%, a 42,749.16 enteros, borrando el avance de 2.7% que logró en las dos sesiones previas. Para analistas bursátiles, la caída no fue tan profunda como se anticipaba.

El director general de la firma de gestión de inversiones Quant Dynamics, José Luis de la Rosa, expuso que “desde el anuncio estimábamos que la BMV podría caer 3 por ciento. Sin embargo, aunque sí fue fuerte, no fue tan profunda”, afirmó.

“Esperábamos un ajuste un poco más importante y en el transcurso de la jornada el pesimismo se aminoró”, dijo Armando Rodríguez, gerente de Análisis Bursátil en Signum Research.

Lo que viene

Los expertos anticipan que lo que sigue en el mercado son sesiones cargadas de volatilidad e incertidumbre, pero también de oportunidad para aprovechar los descuentos en las acciones mexicanas.

“Vendrán semanas e inclusive meses de incertidumbre, volatilidad, e incluso oportunidad, la cual será aprovechada por grandes jugadores, porque invierten a largo plazo y no les preocupan la caídas intradía”, añadió José Luis de la Rosa.

Con la nueva bomba arancelaria que quiere imponer Washington, las empresas que serían afectadas en su rentabilidad son las vinculadas a la industria automotriz, al sector industrial y a la exportación. El viernes, las más afectadas fueron las del sector bancario, encabezando la lista Banorte y Regional, con retrocesos de 6.03 y 4.79%, respectivamente.

La firma de autopartes Rassini, Cuervo, la productora de tequila con operaciones en EU, y la aerolínea de bajo costo Volaris se ubicaron entre las mayores caídas, con bajas de 4.93, 5.04 y 4.38%, respectivamente.

José Luis de la Rosa explicó que las automotrices como Toyota (-1.81%) tuvieron pérdidas sustanciales. En Nueva York, cayeron General Motors, Ford y Fiat Chrysler, en 4.25, 2.3 y 5.82%, respectivamente. Todas tienen operaciones en México.

Armando Rodríguez explicó que es momento de aprovechar el nuevo capítulo de volatilidad para ponderar o comprar acciones que están sufriendo un castigo por el mercado.

Por ejemplo, Inmobiliaria Vesta fue de las que más se ajustó el viernes, con 3.6% a la baja, a 27.96 pesos su acción. La empresa está vinculada al segmento del arrendamiento industrial, con gran parte de sus ingresos en dólares.

Asimismo, las empresas con ingresos en dólares se vuelven atractivas ante la depreciación del tipo de cambio a causa de las nuevas tensiones comerciales entre EU y México.

“No somos tan pesimistas de que las operaciones de empresas mexicanas en EU se vean comprometidas, sino que lo vemos como una oportunidad, porque el tipo de cambio se ha depreciado”, comentó Rodríguez.

En un análisis, Actinver adelantó que entre las empresas que se verían impactadas por su producción, venta y exportaciones a EU están la química Mexichem, Grupo México Transportes, el conglomerado Alfa y las de la industria automotriz Nemak y Gissa.

Luce oscuro el panorama para mercado bursátil

Las empresas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) se verán afectadas desde varios frentes ante la amenaza de Washingrton a los productos mexicanos,  pues además está el impacto por el tipo de cambio y la incertidumbre generada, según analistas consultados.

Este gravamen, además de afectar a las empresas que envían parte de su producción al mercado de EU, como Grupo México y Cuervo, también perjudicará a aquellas que tienen deuda en dólares, o cuyas compras de insumos estén dolarizadas, como Alsea.

Alsea, operadora de restaurantes como Chili’s, P.F. Chang’s, e Italianni’s, entre otros, sería afectada al comprar sus materias primas en dólares, advirtió Guillermo Delgado, director de Operaciones de la consultoría Black Wallstreet Capital.

Entre las 35 compañías más bursátiles de la BMV, Grupo México, con una participación de 6.87% en el índice, es una de las expuestas al gravamen a través de su división minera.

Sus ventas por este segmento fueron por 7,883.9 millones de pesos en el 2018, donde su principal mercado es EU.

En el caso de Cuervo, con un peso de 0.6% en el IPC, 64% de sus ventas estaría expuesto, pues es la proporción que exporta a EU, de acuerdo con su último informe anual.

Impacto generalizado

De forma general, las firmas que cotizan en el mercado mexicano podrían ser perjudicadas ante esta medida, que crea temor y desconfianza, dijo Francisco Orozco, director asociado del Departamento Académico de Contabilidad y Finanzas del Tec de Monterrey.

Destacó que el IPC mostraba una ligera recuperación a finales de mayo, que podría cortarse, pues el anuncio cae en un momento de incertidumbre política y económica en el país.

Además, las acciones de emisoras mexicanas con alto retorno y bursatilidad también se perjudicarían en el corto plazo por la amenaza del gravamen, indicaron los analistas consultados. (Con información de Claudia Tejeda)

[email protected]