El valor de las acciones de Alsea, que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores, muestra una pérdida de 23.42% desde su máximo del año de 55.69 pesos por unidad, registrados en enero pasado, hasta 42.65 pesos por unidad, al cierre de la jornada bursátil del jueves. Lo anterior consecuencia de las recientes compras que realizó la empresa, sumado a un escenario económico global que no juega a su favor.

Benjamín Álvarez, gerente de Análisis Bursátil en CiBanco, mencionó que el mercado ha castigado a la emisora por el alto endeudamiento tras la compra de Grupo Vips en España, misma que generó que su deuda aumentará hasta cuatro veces y las compras del derecho de operación de la marca Starbucks en Holanda, Portugal, Francia, entre otras.

El especialista manifestó que las expectativas económicas globales estiman una desaceleración, lo que podría impactar al sector, aunado a la normalización de tasas.

“Observan que las condiciones internacionales y de consumo en general en el mundo no están como para que recuperen pronto estos niveles. En este escenario, es lo que está castigando el mercado, esta expansión no orgánica y en un entorno complicado”, refirió en entrevista.

Detalló que la deuda bruta/Ebitda de la compañía se elevó cuatro veces por la compra de la española, que tuvo un costo de 575 millones. Dijo que, para financiar lo anterior, se obtuvo un crédito a través de cinco instituciones bancarias y se espera que se obtenga otro más para el pago de las compras realizadas a principios del año.

Esto no es algo extraño de la compañía, pues su expansión es resultado del apalancamiento y del alto endeudamiento que en el mediano plazo, expuso el experto, se recupera.

Álvarez recordó que, justo cuando compró Zena, la compañía elevó su deuda bruta/Ebitda cuatro veces. “Cuando hizo la compra de Vips en México, igual casi llegó su deuda bruta/Ebitda a más de 3.8 veces”, señaló.

Mal y de malas

Otra consecuencia de la compra vino de la mano de Fitch Ratings, que bajó su calificación a “A+” desde “AA-”, lo cual indica que la compañía tiene bajo riesgo de incumplimiento en relación con otros emisores u obligaciones, con perspectiva estable retirando observación Negativa.

“Se estima que la deuda total de Alsea para los siguientes 18 a 24 meses estará en montos aproximados a 28,000 millones, los cuales se comparan con 16,000 millones que tenía antes de sus adquisiciones recientes”, se lee en el documento.

Proyectó que los niveles de la deuda total/Ebitda y deuda total ajustada por rentas a EBITDA de la operadora de restaurantes estarán cerca de 3.8 y 4.8 veces, respectivamente, hacia finales del año.

“La manera de financiarse o apalancarse tan fuerte es probable que tenga repercusiones en la rentabilidad de la empresa”, expresó el especialista en CIBanco. Estimó que en el largo plazo recuperará lo perdido y “un tanto más”.

El consenso de analistas, según datos de Thomson Reuters, recomienda Compra. CIBanco estableció un precio de 60.60 pesos por unidad para final de año, esto equivale a un retorno esperado de 42.08 por ciento.

Se espera que al primer trimestre del año, la empresa tenga una difícil base comparativa, excepto si ya se comienza a ver la implementación de su compra de Vips, con ello se esperarían crecimientos de 20% tanto en ingresos como en el flujo operativo, pero con una utilidad neta golpeada.

Respecto al nuevo presidente Alberto Torrado, el analista consideró que da confianza a los inversionistas, pues está en manos de los dueños.

[email protected]