La petroquímica Alpek, filial del conglomerado industrial Alfa, y que cotiza en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), registra una revaluación de 27.29% en el precio de sus acciones, 29.85 pesos por unidad en lo que va del año.

Dicho aumento contrasta con la pérdida del valor en los títulos de Nemak, otra de las filiales de Alfa, que registra una minusvalía de 4.70% en el mismo periodo.

De acuerdo con Alan Hernández, analista de Signum Research, la tendencia positiva en Alpek se vio beneficiada por distintos factores como la mejora en la relación comercial con M&G Chemical, ya que recibe de ella un gran beneficio por reducción de costos por el suministro de PET y PTA.

En septiembre del 2017, Alpek suspendió el suministro de PTA a las plantas que operaba la estadounidense en Altamira, México y Suape, Brasil por un adeudo de 49 millones, monto 40% del saldo total.

En enero de este año, la emisora de la BMV informó que había llegado a un acuerdo para promover un financiamiento a través de una línea de crédito garantizada por 100 millones de dólares.

Hernández destacó que el aumento en el precio internacional del petróleo y las plantas que Alpek posee en Brasil y Estados Unidos han sido catalizadores para mejorar sus números y consecuentemente que el precio de su acción repunte.

Incertidumbre por el TLCAN

Por otro lado, la incertidumbre en torno a la cláusula de Reglas de Origen del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y el tema electoral respecto a qué políticas adoptará el nuevo gobierno, que afectó al principal índice accionario, S&P/BMV IPC, no ayudó a la productora de autopartes Nemak.

“A nivel de desempeño no esperamos un buen año, en línea con la guía que publicó la compañía respecto a su desempeño financiero, ellos están esperando un crecimiento en sus ingresos bastante marginal”, explicó Valentín Mendoza, analista de Banorte.

Añadió que, además, su rentabilidad se verá presionada por el lado de las materias primas. En suma, comentó que no visualizan un factor que pudiera apreciar o acelerar el precio de la acción.

Pero no todo es negro con Nemak, ya que es la única compañía que cuenta con la capacidad y especialización, sumado a que no tiene producción ociosa, por lo que un aumento en aranceles se reflejaría en un incremento en sus precios.

Para Alpek, Hernández estima que en sus ingresos correspondientes al segundo trimestre del año aumentarán 8% y su flujo operativo a doble dígito.

estephanie.suarez@eleconomista.mx