Las acciones del gigante chino de comercio electrónico, Alibaba, llegaron a caer hasta 3% en la Bolsa de Nueva York, ya que su fundador, Jack Ma, no ha sido visto en público en más de dos meses. Finalmente sus títulos cerraron con una baja de 2.10% a 227.85 dólares.

La ausencia de Ma de la vista del público se produce al tiempo que el gobierno chino aumentó su presión regulatoria sobre Ant Group y Alibaba.

La OPI planeada para noviembre de Ant Group fue descartada después de que las autoridades chinas aumentaron su presión regulatoria sobre el gigante fintech.

La compañía ahora está de vuelta en la mesa de negociaciones para definir los términos en los que habrán de adoptar regulaciones importantes que deben cumplir, alterando potencialmente su modelo de negocio.

Apenas el mes pasado se abrió una investigación sobre las tácticas de exclusividad del gigante de comercio electrónico, ya que las autoridades ahora están investigando a la compañía por infracciones antimonopolio.

El aumento de la presión regulatoria en los negocios de Ma se produjo semanas después de que el fundador de Alibaba criticara el sistema regulatorio financiero de China en una conferencia en Shanghai.

Ma descartó las regulaciones financieras globales de China como "un club de ancianos" y dijo que "no podemos usar los métodos de ayer para regular el futuro". Ma no ha sido visto en público y fue reemplazado como juez en un programa de televisión de emprendimiento africano.

termometro.economico@eleconomista.mx