No todos pierden con la caída de los precios del petróleo, pues las aerolíneas reciben combustible más barato, lo que reduce sus costos de operación. Los precios de la turbosina han retrocedido más de 25% y se ubica actualmente en 8.33 pesos el litro de combustible.

Con lo anterior, del próximo año se espera que sea un buen periodo para las empresas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores.

La tendencia a la baja en los precios internacionales del petróleo podría representar una eventual disminución en las tarifas que ofrecen las aerolíneas a los usuarios , expresó el director general de Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), Alfonso Sarabia.

El director destacó que hasta noviembre del presente año, el precio de la turbosina ha retrocedido más de 25% con un costo de 8.33 pesos el litro de combustible.

Por lo que las aerolíneas tienen dos opciones: tener tarifas más bajas para comenzar una estrategia agresiva para ganar mercado o mantener las tarifas, tener menores costos y mejorar los márgenes de ganancias de las empresas, tales como Volaris y Aeroméxico, destacó Pablo Arizpe, analista de Invex.

Para el caso de Volaris, el gasto en combustible es de 40% respecto de sus ingresos, entonces es muy importante el comportamiento del precio de la turbosina, destacó el analista de Invex. En Aeroméxico representa 33% de sus ingresos respecto de los primeros nueve meses del año, detalló.

La baja en los precios del petróleo ha comenzado a impactar en las preferencias de los inversionistas por este sector, pues las acciones de Volaris han incrementado su precio en 17% desde octubre a la fecha en el mercado mexicano.

Tal es el caso de Delta Airlines, cuyas acciones han tocado máximos y han experimentado alzas en las últimas jornadas en Estados Unidos.

Por otro lado, las acciones de Aeroméxico parecen no reaccionar aun ante la volatilidad en los precios, ya que han caído levemente desde octubre a la fecha.

El precio de la turbosina también depende de la cantidad demandada por las aerolíneas en el año, por lo que Aeroméxico ha tenido un precio preferencial, pues demanda en mayor cantidad que otras aerolíneas.

Creo que sí van a bajar (las tarifas); las líneas aéreas se deben al pasajero, si ahora cuentan con buenas utilidades tienen que mostrar también su apoyo , argumentó Sarabia.

Por otra parte, Sarabia confió en que ASA cierre el año con un crecimiento de más de 6.0% en el total de su operación, lo cual incluye servicios, pasajeros y carga.

La tasa de crecimiento será de más de 6.0% este año y creo que viene mucho más porque este sector aeronáutico trae grandes proyecciones, cerraríamos el año con esa tasa en servicios, pasajeros, carga, en todo en general , añadió.

Ganan Grupos Aeroportuarios

Otros beneficiados son los grupos aeroportuarios, pues al haber más tráfico de pasajeros debido al plan tarifario de las aerolíneas aumentaran los ingresos aeronáuticos por pasajeros de los grupos.

Es decir que si las aerolíneas comienzan con una estrategia agresiva respecto de las tarifas, los grupos resultarán afectados de una forma positiva.Aunque no es un efecto directo en este tipo de emisoras, si les será de ayuda la baja en los precios del petróleo.

Actualmente Invex tiene un precio objetivo para OMA de 68 pesos para el 2015; ASUR de 189 pesos, y GAP de 98 pesos, donde ya se tiene contemplado el impacto de los precios del petróleo así como un mejor dinamismo en el sector turístico. (Con información de Notimex)

[email protected]