Acaba de ser el cumpleaños bursátil del administrador español de aeropuertos, Aena.

La emisora, que salió a la Bolsa de Valores de Madrid el 11 de febrero del 2015, registra una de las mejores marcas de los últimos estrenos en la Bolsa española.

En total, sus acciones se anotan más de 130%, desde los 58 euros en los que comenzaron a cotizar.

Su capitalización roza ahora los 20,115 millones de euros, frente a los 8,700 millones con los que debutó.

División de opiniones

La empresa ha perdido fuerza en Bolsa desde que el pasado 27 de enero tocara máximos históricos en 137.70 euros y la pregunta obligada ahora es si la compañía podrá continuar su escalada bursátil.

Las firmas de inversión se mantienen divididas al respecto. De los analistas que siguen al valor, 38% aconseja comprar sus acciones, frente a 20% que recomienda deshacer posiciones.

El consenso le da un Precio Objetivo de 3%, hasta los 138.99 euros, según Bloomberg.

En las últimas semanas, Société Générale e Intermoney Valores han mejorado su valoración sobre la compañía.

La firma gala le otorga un potencial alcista de 18%, hasta los 158 euros. Es una de las casas de inversión más optimistas con la compañía.

Por su parte, Intermoney Valores ve a Aena como una oportunidad clara de compra, y confía en que continúen los buenos datos del turismo en España, una vez que haya quedado despejada la incertidumbre de la reducción de las tasas aeroportuarias.

El Gobierno anunció hace dos semanas que bajará 2.3% al año las tasas aeroportuarias entre el 2017 y 2021.

Menos favorables

Otras firmas de inversión, por el contrario, han reducido su consejo sobre el valor en los últimos días

Por un lado, Kepler cambió su recomendación de la compañía de Mantener a Vender: es la primera vez que la casa de análisis francesa aconseja deshacer posiciones en el valor desde que empezara a seguir a la compañía en abril del 2015.

Y Sabadell piensa que el impacto de la reducción de las tasas aeroportuarias en las cuentas de la compañía será menor de lo esperado en un primer momento por el mercado, pero se mantiene también cauto sobre el valor ya que considera que cotiza a valoraciones elevadas.

Aena cotiza cara, a 11.7 veces EV/EBITDA (valor contable/resultado bruto de explotación), frente a las 8.5 veces de la media de sus comparables europeos, por lo que recomendamos Vender el valor , explica la firma.