A diferencia de los metales industriales, que han mostrado un aumento moderado en su valor, en lo que va del año el precio del acero se ha incrementado casi 50%, al pasar de 391 a 581 dólares por tonelada métrica.

Según un análisis realizado por Banco Base, el alza en el acero se debe a las medidas tomadas a nivel global por la sobreoferta de este metal, que surgió primero como consecuencia de la desaceleración en China y el bajo crecimiento económico en el mundo.

El informe indicó que, además, el gobierno chino está subsidiando la producción de acero en su país como consecuencia de políticas que tratan de reavivar el crecimiento, pero teniendo como resultado un exceso de oferta y precios de exportación chinos por debajo de sus costos de producción, lo cual se considera dumping.

El primer incremento en el precio se dio luego de que Estados Unidos impusiera una tarifa de 266% a las importaciones de acero provenientes de China.

El 18 de abril, representantes de gobiernos de Canadá, la Unión Europea, Japón, México, República de Corea, Suiza, Turquía y Estados Unidos se reunieron en Bruselas para abordar la crisis provocada por la sobreoferta de acero, reunión en la que propusieron medidas para enfrentar los problemas de la industria siderúrgica.

En este contexto, empresas mexicanas del sector anunciaron la posibilidad de recortar la producción, empleados e inversiones, por lo que la Secretaría de Economía publicó las resoluciones en el Diario Oficial de la Federación (DOF) sobre una serie de investigaciones realizadas desde el 2013, acerca de la supuesta discriminación de precios en el sector por parte de la segunda economía del mundo (China) y otros países europeos, indicó un análisis de Banco Ve por Más (BX+).

Competencia desleal

Las investigaciones concluyeron la existencia de competencia desleal en dos productos: acero laminado en caliente y lámina rolada en frío. En el mercado del primero, se impusieron cuotas compensatorias temporales originarias de los países de Francia, Alemania y China (promedio: 13.27, 30.76 y 75.56%, respectivamente).

En el caso del segundo producto, las cuotas compensatorias definitivas para empresas originarias de China son, en promedio, de 83.83 por ciento.

BX+ añade que las medidas del gobierno para beneficiar al sector acerero tendrán repercusiones en los sectores relacionados, particularmente el manufacturero, cuya importancia económica es de las más altas de Latinoamérica (17.0% del PIB vs 13.3% en promedio).

Las cuotas compensatorias encarecerán los insumos que contienen lámina rolada en frío y acero laminado en caliente, lo que derivará en mayores costos de producción para las empresas manufactureras que anteriormente podían conseguir precios más bajos en el mercado internacional , se añadió en el reporte.

Esto se trasladará a los precios finales afectando a los consumidores y ocasionando una pérdida de competitividad de las exportaciones mexicanas (89.8% del total) por mayores precios de éstas.

Banco Base informó que los gobiernos reunidos el 18 de abril se comprometieron a no ofrecer subsidios u otro tipo de apoyo estatal a la industria siderúrgica, para evitar una guerra de precios a nivel mundial en este metal.

Sin embargo, añade su informe, en México el incremento en el precio se ha magnificado por el alza en el tipo de cambio que afecta sobre todo a los pequeños productores que utilizan el acero como insumo.

CME busca expandir su red de almacenamiento de metales

El operador de mercados CME Group está en conversaciones con varias compañías de almacenaje para expandir su red de depósitos de metales a nivel global, comentaron a Reuters tres fuentes de la industria, una medida que podría desafiar la posición dominante de la Bolsa de Metales de Londres (LME).

En los últimos años, CME el operador del mercado de futuros más grande del mundo ha aumentado su red de almacenamiento como resultado de una controversia en torno al sistema de depósitos de la LME.

El operador estadounidense ha estado negociando con empresas la posibilidad de sumarse a su lista de depósitos aprobados para almacenar metales como cobre, aluminio, zinc y plomo.

CME está ansioso por hacer crecer su sistema de almacenaje, quiere más lugares , dijo una fuente. Quiere que más compañías se involucren a nivel mundial, en Asia, Estados Unidos y Europa , agregó. CME declinó hacer comentarios.

Las fuentes no especificaron cuántos almacenes nuevos busca desarrollar CME, pero dado que alcanzar a la LME es aún difícil, la medida parece audaz.

Las tres fuentes declinaron ser identificadas debido a que no están autorizadas a conversar con la prensa.

CME cuenta con una red de 24 almacenes autorizados, según información en su sitio de Internet. La mayoría se ubica en Estados Unidos, pero también cuenta con tres depósitos en Europa, sumados recientemente para almacenar material para su nuevo contrato de plomo.

La LME tiene una red de más de 600 depósitos autorizados en 37 lugares en el mundo, incluyendo Asia. Es propiedad de la Bolsa de Valores de Hong Kong.

Los volúmenes de la Bolsa de Metales de Londres superan ampliamente los de CME.

valores@eleconomista.mx