La cadena estadounidense de tiendas de autoservicio, Target, reportó el miércoles un aumento de sus ventas trimestrales cercano al 23%, lo que generó esperanzas de un auge de la demanda durante todo el año, a medida que los consumidores regresan a las tiendas y compran artículos diferentes a bienes esenciales.

Las acciones de Target subieron 6.9% a 219 dólares cada una en la Bolsa de Nueva York, después de que el minorista también proyectó un crecimiento de ventas comparables para los últimos dos trimestres del año, contra los temores de Wall Street de un descenso de las ventas, debido a que mantuvo el ritmo de crecimiento de su facturación durante el apogeo de la pandemia.

Con la reapertura de la economía, Target, al igual que Walmart y Macy's, dijo que los compradores están gastando más en ropa y productos de belleza mientras se preparan para socializar y viajar.

"Con la distribución de las vacunas en Estados Unidos y los consumidores cada vez más tranquilos para salir, hemos visto un regreso entusiasta a las compras en las tiendas", dijo el director ejecutivo de Target, Brian Cornell, a analistas.

El enfoque de Target en la construcción de sus marcas privadas, incluida la colección de vestidos y la línea de ropa deportiva All in Motion, está dando sus frutos, con un aumento de las ventas del 36% en el primer trimestre, su mejor crecimiento hasta ahora. Eso ayudó a impulsar sus ventas de ropa, que aumentaron a una tasa inferior del 60 por ciento.