Para Empresas ICA el 2017 ha sido un buen inicio de año. Tras ganar junto con otras empresas el contrato para construir el Edificio Terminal del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) sus acciones repuntaron 16.27% el pasado viernes en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), lo cual significó un aumento de 299.4 millones de pesos en su capitalización de mercado que asciende a 2,095 millones de pesos.

El fuerte repunte en el valor de los títulos de la constructora llevó a que su cotización se suspendiera desde las 12:55 horas, sin reanudar operaciones el resto de la sesión del Día de Reyes en el mercado de valores mexicano.

En lo que va del año el precio de sus títulos se han apreciado 22 por ciento.

Con este incremento, las acciones de la constructora subieron a 3.43 pesos por papel desde los 2.94 pesos previos, con lo que recuperó el nivel que mantenía el 21 de octubre, cuando registró alza de 20.85%, a 3.42 pesos como respuesta al fallo a su favor para construir en consorcio la losa de cimentación de la terminal del NAICM.

No soluciona sus problemas

Según analistas, pese a que ICA obtuvo este contrato, que es positivo para sus problemas financieros, no soluciona sus problemas de liquidez y sigue preocupando su alto nivel de endeudamiento y claridad respecto a su plan de reestructura.

El monto que podría consolidar la firma no resuelve el problema de liquidez porque a la fecha no se sabe cuál es el porcentaje de participación de las 11 empresas que integran el consorcio , consideraron analistas de Actinver Casa de Bolsa en un reporte.

Poniendo en contexto el proyecto de la nueva terminal, precisa dicho análisis, si ICA lograra consolidar alrededor de 30% del proyecto 25,400 millones de pesos con un margen neto cercano a 5% (promedio del sector de la construcción); podría recibir flujos por 1,300 millones de pesos, monto que resulta bajo con respecto al nivel de deuda corporativa de 28,800 millones que reportó al cierre del tercer trimestre del 2016.

Continúa con reestructura

Bajo un nuevo escenario de incertidumbre global y debilidad del peso ante el dólar, ICA sigue trabajando en su reestructura financiera y operativa que inició hace poco más de un año.

Hasta el tercer trimestre del 2016, la deuda total que mantenía sumaba 65,006 millones de pesos y casi 49% de ésta se encontraba denominada en dólares y en menor medida en otras monedas.

Con este anuncio suman tres los contratos que ICA gana en alianza con otras compañías para participar en la construcción del NAICM. Actualmente participa en la licitación para la construcción de la Torre de Control, cuyo fallo se dará a conocer el próximo 3 de febrero.

El primer contrato lo obtuvo el 6 de marzo del 2015 para construir los caminos de acceso a la zona del edificio terminal con su propuesta de 9.429 millones de pesos.

El 21 de octubre se adjudicó el segundo para construir en consorcio la losa de cimentación del edificio terminal por un valor de 7,556 millones de pesos.

La tercera licitación por 84,828.3 millones de pesos la obtuvo en asociación con Cicsa, subsidiaria de Grupo Carso, La Peninsular, subsidiaria de Hermes Construcción de Carlos Hank, Prodemex, de Olegario Vázquez, Constructora y Edificadora GIA+A de Hipólito Gerard, así como las filiales de las españolas Acciona y FCC, del empresario Carlos Slim.

[email protected]