El presidente Joe Biden encabezará una reunión el miércoles para informar de avances para destrabar la cadena de suministro, al mismo tiempo que realizará un llamado a los empresarios y sindicatos para trabajar para superar los retrasos en el transporte marítimo que amenazan a la economía y a la temporada navideña.

El puerto de Los Ángeles va a operar 24 horas al día, siete días a la semana, como un paso para ayudar a aliviar la congestión del transporte marítimo en el lugar y en el puerto de Long Beach, dijo un alto funcionario del Gobierno a periodistas antes de la reunión.

Además, los tres mayores transportistas de mercancías -Walmart, FedEx y UPS- tienen previsto pasar a operar las 24 horas del día para ayudar a acelerar el envío de mercaderías en todo el país, dijo el funcionario.

Samsung, Home Depot y Target también aumentarán su actividad en las horas bajas para acelerar el movimiento de las mercancías, dijo el funcionario.

"Al tomar estas medidas, están diciendo al resto de la cadena de suministro que también hay que moverse", dijo el funcionario. "Vamos a dar un paso adelante".

Los funcionarios de la Casa Blanca, que se esfuerzan por aliviar los cuellos de botella del suministro mundial que ahogan los puertos, las carreteras y los ferrocarriles de Estados Unidos, advierten que los estadounidenses pueden enfrentarse a precios más altos y a algunos estantes vacíos durante la temporada navideña.

La crisis de suministro se debe en parte a la pandemia mundial de Covid-19, y no sólo amenaza con frenar el gasto estadounidense en un momento crítico, sino que también supone un riesgo político para Biden.

La última encuesta de Reuters/Ipsos muestra que la economía sigue siendo el asunto más importante para los votantes demócratas y republicanos por igual.

Biden se reunirá a las 17:45 horas en la Casa Blanca con ejecutivos de los dos puertos, sindicatos, Walmart, FedEx, UPS, Target, la Federación Minorista y la Asociación de Camioneros, entre otros.