La marca "Hecho en Alemania" no ha sido afectada por el escándalo de Volkswagen, pero la automotriz tiene que hacerse cargo del asunto de forma transparente, dijo este sábado la canciller Angela Merkel en una declaración semanal por podcast.

NOTICIA: Claves para entender el escándalo desatado en Volkswagen

A casi seis semanas de que admitió usar un software que adulteraba las pruebas de emisiones de diésel en Estados Unidos, VW está presionado para identificar a los responsables, reparar hasta 11 millones de autos afectados y convencer a los reguladores, inversores y clientes de que puede volver a ser confiable.

"Mucho va a depender de cómo Volkswagen trata el asunto", dijo Merkel, agregando que la automotriz podría recuperarse si actúa de forma transparente y si cambia sus estructuras organizacionales para que nada parecido pueda volver a pasar.

NOTICIA: Escándalo de Volkswagen cobra dimensiones globales

"Creo que VW está trabajando en eso con toda su energía", dijo la canciller.

erp