Venezuela reprogramó la salida en circulación de nuevos billetes que eliminan tres ceros de la moneda para el próximo 4 de agosto, luego de que los bancos pidieron un mayor plazo, informó este sábado el gobierno.

Luego de evaluar la propuesta de la banca privada, el Ejecutivo de aquel país acordó "reprogramar el inicio de dicha reconversión monetaria para el próximo 4 de agosto", según un comunicado firmado por Wilmar Castro Soteldo, vicepresidente económico.

El presidente de la Asociación Bancaria de Venezuela (ABV), Arístides Maza, había solicitado al presidente Nicolás Maduro -durante un encuentro el martes- posponer el cambio por noventa días para emprender los simulacros y evitar "riesgos" en su aplicación.

Maduro encargó entonces a su equipo económico acordar con la ABV la fecha definitiva para la puesta en circulación de los nuevos billetes y monedas con tres ceros menos, anunciada el pasado 22 de marzo.

El gobierno exhortó a "las instituciones financieras, públicas y privadas a continuar adelantando las acciones oportunas y necesarias" para "adaptar sus plataformas y equipos tecnológicos, a fin de poner en funcionamiento, y en condiciones óptimas el nuevo cono monetario".

Con los nuevos billetes se busca, reseñó el comunicado, "facilitar las transacciones financieras" y "proteger" la moneda local.

Maduro también aceptó una propuesta de la ABV para que el nuevo cono monetario conviva temporalmente con billetes lanzados a finales de 2016.

Aunque estos multiplicaron las viejas denominaciones (la más alta pasó de 100 a 100,000), ya fueron devorados por la hiperinflación que treparía al 13,800%, según el FMI.

Es la segunda reconversión en una década, luego de que en 2008 el fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013) también eliminara tres ceros al bolívar.

Especialistas habían advertido sobre dificultades para adecuar a tiempo los sistemas electrónicos a las nuevas denominaciones en bancos y comercios y garantizar una circulación suficiente de efectivo.

Además de la hiperinflación, el bolívar se hunde por una devaluación de 95,5% desde febrero pasado.

Con la reconversión monetaria, el actual billete de 100,000 bolívares pasará a ser de 100, montó que apenas alcanza para comprar un huevo.

El nuevo cono está integrado por monedas de 0.5 y 1 bolívar y billetes de 2, 5, 10, 20, 50, 100, 200 y 500.

El rezago de la impresión de billetes ante la inflación y la devaluación han generado escasez de efectivo, según especialistas.

Maduro achaca el fenómeno a mafias que contrabandean papel moneda hacia Colombia, y sostiene que la disparada del costo de vida es inducida como parte de una "guerra económica" para derrocarlo.

 

rrg