Mercedes Benz, Hyundai y BMW están entre las compañías que han quitado su publicidad del programa de Fox News, The O’Reilly Factor, en medio de un escándalo que involucra al popular presentador Bill O’Reilly. El coste para la matriz, 21st Century Fox, es bajo por ahora, pero a largo plazo puede dañar su atractivo de cara al consumidor.

NOTICIA: Rusia exige una disculpa de la cadena Fox News

Roger Ailes, CEO fundador de la cadena, dejó el cargo el año pasado por las acusaciones de acoso sexual de la presentadora Gretchen Carlson. Seis meses después de un acuerdo entre Fox y Carlson, el New York Times ha informado de que O’Reilly y Fox realizaron pagos por valor de 12 millones de euros a cinco mujeres para resolver reclamaciones relacionadas con proposiciones sexuales no deseadas.

Mientras, los anunciantes están yéndose de Google o YouTube porque sus marcas aparecen junto a contenidos inadecuados. Haría falta, sin embargo, un boicot enorme para mermar los beneficios de Fox, que domina claramente la programación nocturna (3 millones de espectadores) frente a CNN y MSNBC (1.2 y 1.5 millones, respectivamente).

NOTICIA: Murdoch dice adiós a 21th Century Fox

El problema podría crecer, eso sí. Los informativos por cable han renacido gracias a Donald Trump, pero para mantener el impulso, las cadenas tendrán que rejuvenecer su público. En el 2015, la edad media de un espectador de Fox News en horario estelar fue de 68 años, mayor que la de sus principales rivales.

James y Lachlan Murdoch, los hijos cuarentañeros del presidente de Fox, Rupert Murdoch, tienen la tarea de hacer que la empresa esté a la altura del siglo XXI que lleva en el nombre. Participaron en la salida de Ailes, colaborador de su padre durante mucho tiempo. Fox News también ha exhortado a los empleados a que informen de posibles comportamiento impropios, y ha contratado al bufete Paul Weiss para realizar una revisión.

NOTICIA: Fox y CNN cubren más a republicanos que a demócratas

Los casos O’Reilly y Ailes le han complicado el trabajo a los jóvenes Murdoch. Fox se enfrenta a amenazas similares a las de Uber, que ha sido denunciada por varias exempleadas por acoso y otras prácticas sexistas. Puede que las audiencias y los anunciantes estén cambiando más rápido de lo que Fox puede aguantar.

erp