Los presidentes de los países de la Unión de Naciones Suramericanas rechazaron el martes la ley de migración aprobada en el estado de Arizona que afecta a ciudadanos de esta región, respaldaron a Argentina en su reclamo de soberanía sobre las islas Malvinas y apoyaron al gobierno de Paraguay en su lucha contra un grupo rebelde armado.

La declaración, firmada en la localidad bonaerense de Campana, a 60 kilómetros de Buenos Aires, incluye la decisión de los mandatarios de designar al ex presidente argentino Néstor Kirchner como secretario general de Unasur.

Los gobernantes consideraron necesario ``elegir a una personalidad que cuente con el respaldo político'' de los presidentes para que ``ponga en práctica los lineamientos, planes de acción, programas y proyectos del proceso de integración suramericana así como proponer toda otra iniciativa tendiente a la consecución de los fines buscados para la Unasur''.

Los mandatarios de los doce países sudamericanos rechazaron la ``criminalizacion de las personas migrantes'' contenida en la ley aprobada por el estado de Arizona de Estados Unidos el mes pasado.

Declararon que esa ley ``permite la posibilidad de detener a las personas de manera discrecional por condiciones raciales, étnicas, de fenotipo, lenguaje y estatus migratorio mediante el concepto cuestionable de 'duda razonable'', cuyos efectos podrían legitimar ``las actitudes racistas en la sociedad de destino y el riesgo latente de violencia por odio racial con lamentables episodios, de los que ya han sido víctimas ciudadanos sudamericanos''.

En este terreno reconocen la importancia de las expresiones de rechazo manifestadas por el propio presidente Barak Obama, otros países, así como el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza.

Respecto a la disputa de soberanía sobre las islas Malvinas (Falkland) que mantienen Argentin y el Reino Unido reiteraron su ``firme respaldo a los legítimos derechos'' del país sudamericano.

Los presidentes manifestaron su solidaridad con el gobierno paraguayo ``en su lucha contra la violencia criminal que afecta a cinco departamentos del país y que atenta contra los ciudadanos'', en referencia a las actividades del un grupo armado en el norte de Paraguay.

/doch