Nueva York. La policía debe ser más agresiva a la hora de hacer cumplir las reglas de distanciamiento social en Nueva York, epicentro de la pandemia del coronavirus en Estados Unidos, dijo el gobernador Andrew Cuomo, que anunció asimismo el cierre de los parques de juegos de la ciudad debido a la crisis de la pandemia.

El número de infectados en el estado de Nueva York (costa este de Estados Unidos) sigue subiendo y ya se contabilizan 83,712 casos, con 1,941 muertes, precisó Cuomo en su conferencia de prensa diaria sobre el virus.

El alcalde Bill de Blasio aseguró el martes que la policía podrá multar con hasta 500 dólares a las personas que no respeten las reglas, luego de que decenas se amontonaron a ver la llegada del buque hospital USNS Comfort al puerto de Nueva York.

El jefe del departamento de policía de Nueva York (NYPD), Terence Monahan, informó el miércoles que de los 36,000 policías del cuerpo más de 1,000 tienen el Covid-19. Además, más de 6,000 no acudieron al trabajo porque están enfermos.

El gobernador Cuomo anunció, asimismo, el cierre de los parques de juegos en Nueva York. Sin embargo, los grandes espacios verdes como el Central Park o Prospect Park en Brooklyn seguirán abiertos.

“Usen el espacio abierto en un parque. Caminen por ahí, cojan un poco de sol. Genial. Sin densidad. Sin juegos de básquetbol. Sin contacto cercano. Sin violar el distanciamiento social, punto. Ésa es la regla”, recordó.

Confinamiento en Florida

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, informó que ordenará el confinamiento obligatorio a los 21 millones de habitantes de este estado estadounidense, excepto para realizar actividades esenciales, una medida para detener el avance del coronavirus que se resistía a tomar pese a las crecientes críticas.

“Firmaré una orden ejecutiva instruyendo a todos los floridianos que limiten los movimientos y las interacciones entre personas fuera de sus casas a lo necesario para obtener o proveer servicios esenciales o conducir actividades esenciales”, dijo el gobernador en una conferencia de prensa.

Florida sumaba casi 7,000 casos de coronavirus, más de la mitad de los cuales se concentra en el sureste, en los condados de Miami, Broward (donde está Fort Lauderdale) y Palm Beach, donde se asienta la casa de verano del presidente Donald Trump.

EU y Francia pelean en pistas por mascarillas

Un responsable regional francés asegura que la competencia para obtener mascarillas fabricadas en China es tal que los estadounidenses las compran directamente en las pistas de los aeropuertos chinos antes de que emprendan su viaje a Francia.

“En la pista, los estadounidenses sacan el dinero en efectivo y pagan tres o cuatro veces el precio de los pedidos que nosotros hemos hecho, hay que pelearse”, señaló Jean Rottner, presidente de la región francesa de Grand Est, una de las más afectadas por el coronavirus, en declaraciones a la radio RTL.