La erupción de hostilidades entre Donald Trump y el icono de los derechos civiles, John Lewis, es un ejemplo más de los controvertidos tuits del presidente electo. Al llegar el día feriado en Estados Unidos en honor a Martin Luther King (ayer, 15 de enero), la polémica entre Trump con los afroamericanos volvió a tomar fuerza.

Durante una entrevista en el programa Meet the Press de la NBZ, Lewis dijo que no consideraba a Trump presidente legítimo debido a la supuesta injerencia rusa en las elecciones presidenciales.

Minutos después de las palabras de John Lewis, Trump entró a twitter para escribir: El congresista John Lewis debería dedicar más de su tiempo ayudando a su distrito, que está horrible y cayéndose a pedazos .

Trump no dejó a Lewis durante todo el sábado: Debe centrarse en solucionar el crimen infestado de las zonas urbanas deprimidas de Estados Unidos. Puedo ayudarlo . Los ataques de Trump a Lewis generó una condena generalizada de todos los partidos tomando en cuenta el papel de Lewis en la lucha por los derechos de voto de los negros.

John Lewis es sin lugar a dudas la conciencia del país, y por eso su pueblo lo votó para que fuera al Congreso , dijo Kwame Lillard, un activista que ayudó a organizar los movimientos pro derechos civiles de la época. Lewis también fue uno de los líderes de la marcha de Selma a Montgomery a favor del derecho de voto en 1965, donde la policía estatal de Alabama se enfrentó contra los manifestantes quedando gravemente herido John Lewis. A ese evento, que ocurrió hace 51 años, se le conoce hoy como domingo sangriento .

Trump habla sobre Brexit? y Alemania

Donald Trump pronosticó que el Brexit sería un éxito y anunció que quería concluir rápidamente un acuerdo comercial con Reino Unido, en una entrevista con The Times.

Vamos a trabajar muy duro para alcanzarlo (este acuerdo) rápidamente y con todo en regla , declaró el magnate, añadiendo que un pacto así sería bueno para ambas partes .

Estas declaraciones se contradicen con las de su predecesor, Barack Obama, que advirtió al Reino Unido que sería el último de los socios con quien concluiría un acuerdo si dejaba la UE.

En la entrevista, concedida al mismo tiempo al diario alemán Bild, Trump deploró el error catastrófico de la canciller Angela Merkel de abrir las fronteras de su país a los refugiados.