Washington. Los raperos Lil Wayne y Kodak Black estuvieron entre los beneficiados de la ola de indultos de Donald Trump en su último día en el cargo el día de ayer 20 de enero,, muy en línea con un presidente que se hizo un nombre en los tabloides de Nueva York y en los 'reality shows'.

Ni Trump ni ninguno de sus hijos están en la lista de indultados, una posibilidad sobre la que los medios estadounidenses habían especulado en los últimos días. Al haberlo hecho, hubiera aceptado delitos entre sus familiares.

Stephen ”Steve” Bannon, de 66 años, fue indultado tras ser acusado de defraudar a ciudadanos que donaron dinero para construir un muro en la frontera con México, uno de los proyectos emblemáticos de Donald Trump.

También fue uno de los artífices de la campaña presidencial victoriosa de Trump en el 2016, pero luego de unos meses de integrar la administración fue separado de sus funciones por el presidente. Actualmente es investigado por su posible vínculo con el asalto al Capitolio.

"Bannon ha sido un líder importante en el movimiento conservador y es conocido por su perspicacia política", agregó la declaración.

El ex recaudador de fondos de Trump Elliott Broidy fue igualmente indultado, después de declararse culpable el año pasado de violar la ley de cabildeo.

Si bien las más de 140 personas a las que se concedió el indulto incluyeron al ex asistente Steve Bannon y el principal recaudador de fondos del Partido Republicano, Elliott Broidy, Trump también usó sus amplios poderes para liberar a personas con pocos vínculos aparentes con su administración.

El cinco veces ganador del Grammy Lil Wayne, cuyo nombre legal es Dwayne Carter Jr., pareció apoyar a Trump en la campaña previa a la reelección, al decir que respaldaba el programa de reforma de la justicia penal y el plan económico del líder republicano para los afroamericanos.