El presidente Trump sostuvo que no murieron cerca de 3,000 personas en Puerto Rico por el huracán María que golpeó la isla el año pasado. El gobierno de San Juan reconoció, a finales de agosto, que fueron 2,975 los fallecidos y no 64 como se había manejado durante varios meses. Trump señaló a los demócratas como los culpables de manejar la cifra de 3,000 muertos.

“No murieron 3,000 personas entre los dos huracanes que golpearon Puerto Rico. Cuando me fui de la isla, después de que la tormenta llegara, los números que tenía (el gobierno) eran entre seis y 18 muertos. Según pasó el tiempo, los números no aumentaron mucho. Luego, mucho tiempo después, empezaron a publicar unas cifras más altas, como 3,000”, expuso Trump en un primer tuit.

En otro mensaje en Twitter, afirmó que “eso lo hicieron los demócratas para hacerme lucir tan mal como sea posible cuando yo recaudé miles de millones para ayudar a reconstruir Puerto Rico”.

Además, añadió que esos datos se dieron porque “si una persona moría por cualquier motivo, como por ser mayor, simplemente lo añadían a la lista”.

La reacción de Trump ante la catástrofe recibió fuertes críticas. Sin embargo, el presidente siempre las ha rechazado y ha sostenido que se actuó correctamente.

A punto de que se cumpliera el primer aniversario del paso del huracán María en Puerto Rico, un estudio encomendado por el gobierno de la isla multiplicó exponencialmente la cifra oficial de muertos.