Washington. Más de 24 horas después, el presidente Donald Trump, llamó a la "reconciliación" el jueves tras las impresionantes escenas de violencia de sus simpatizantes en el Congreso, prometiendo una transición ordenada y pacífica de poder con el mandatario electo Joe Biden. Un gesto que lo inclinó hacia una realidad por primera vez desde que se confirmara su derrota en las elecciones del 3 de noviembre.

En un video en su reestablecida cuenta de Twitter, Trump se dijo también "escandalizado por la violencia" del día anterior en la sede del Congreso estadounidense, que dejó una mujer fallecida.

“Se inaugurará una nueva administración el 20 de enero”, recordó Trump en el video. “Mi enfoque ahora se centra en garantizar una transición de energía fluida, ordenada y sin problemas. Este momento exige sanación y reconciliación".

Trump divulgó el video luego de que se multiplicaran los pedidos para su destitución, un día después de que sus seguidores, enardecidos por el magnate republicano, asaltaran el Capitolio el miércoles y obligaran a los legisladores a huir.

Alentada por un furioso discurso de Trump, una turba rompió las barricadas e ingresó en el Congreso, donde saquearon oficinas e ingresaron al normalmente solemne Senado.

Las fuerzas de seguridad tuvieron que disparar gases lacrimógenos durante una operación de cuatro horas para despejar el edificio.

La respuesta de Trump a la violencia, utilizando las redes sociales para reiterar sus acusaciones nunca comprobadas sobre un fraude electoral, escandalizaron y generaron suspensiones en las principales plataformas.

Pero empleó un tono más conciliador en el video de 160 segundos divulgado el jueves, donde describió los cuatro años de su presidencia como "el honor de su vida".

Y ofreció una denuncia clara a la violencia del miércoles al pedir que "los temperamentos se tranquilicen y se restaure la calma".

"Y aquellos que violaron la ley, pagarán", advirtió.

Redes sociales alargan bloqueo a cuentas de Trump

La dirección, que parecía diseñada para evitar que se hablara de un desalojo forzoso temprano, se produjo al final de un día en que el presidente acorralado permaneció fuera de la vista en la Casa Blanca y silenciado en algunas de sus líneas de comunicación favoritas en Internet.

Facebook e Instagram extenderán la prohibición de las cuentas del mandatario estadounidense durante al menos las próximas dos semanas hasta que se complete la transición presidencial, informó el presidente ejecutivo de la red social Mark Zuckerberg.

La decisión se produce después de que Facebook anunciara el miércoles que bloqueó la cuenta de Trump durante 24 horas, cuando los gigantes tecnológicos se apresuraron a tomar medidas enérgicas contra sus afirmaciones infundadas sobre las elecciones presidenciales de Estados Unidos y sobre la jornada de violencia en el recinto.

"Creemos que los riesgos de permitir que el presidente continúe usando nuestro servicio durante este período son simplemente demasiado grandes", dijo Zuckerberg en una publicación en Facebook el jueves.

Twitter y Snap también bloquearon temporalmente las cuentas de Trump el miércoles.

Facebook ha sido criticado previamente por legisladores y empleados por no tomar medidas sobre publicaciones incendiarias de Trump, incluidas aquellas que han sido etiquetadas por Twitter.

AMLO rechaza censura

Aunque el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se negó a opinar sobre el tema del Capitolio, en apego al principio de no intervención, si expresó su rechazo al bloqueo de las cuentas de redes sociales de Trump.

Afirmó que en las redes sociales es donde se puede expresar con libertad, pero si en éstas hay censura, es un asunto que preocupa.

“Eso se trató de un asunto de Estado, no de las empresas”, opinó. “No puede haber retrocesos como la Santa Inquisición llegar y bloquear, que se muestren las normas, las reglas donde están escritas”, dijo.