Jerusalén. Se trata de la Ciudad santa anexionada y ocupada por el Estado hebreo.

El asunto de Jerusalén es uno de los principales puntos de discordia entre Israel y los palestinos. Israel considera que toda la ciudad es su capital "indivisible" y los palestinos quieren que Jerusalén Este sea la capital del Estado al que aspiran.

El 3 de mayo, se producen disturbios en el barrio de Sheij Jarrah, cercano a la ciudad vieja de Jerusalén Este, durante una manifestación de apoyo a familias palestinas amenazadas de expulsión de sus viviendas, en beneficio de colonos judíos.

El tribunal de distrito de Jerusalén había dictaminado a principios de año a favor de familias judías que reivindican derechos de propiedad en este barrio. Desde entonces, se han sucedido las manifestaciones y enfrentamientos con las fuerzas israelíes.

El 5 de mayo, 22 palestinos resultaron heridos en enfrentamientos y 11 manifestantes detenidos por "atentar contra el orden público y atacar a policías" israelíes.

El 6, Francia, Alemania, Reino Unido, Italia y España piden a Israel que "ponga fin a su política de extensión de las colonias en los territorios palestinos ocupados", calificadas de "ilegales", y que cesen las expulsiones en Jerusalén Este.

Aquella tarde, el líder de la extrema derecha israelí Itamar Ben Gvir acude al barrio de Sheij Jarrah para apoyar a los colonos judíos. Unos 15 palestinos son detenidos tras enfrentamientos con la policía.

El viernes 7 decenas de miles de fieles se congregan en la explanada de las Mezquitas --llamada Monte del Templo por los judíos-- para la última gran oración del viernes, antes del final del mes de ayuno musulmán del Ramadán.

Según la policía israelí, los palestinos lanzan proyectiles contra las fuerzas de seguridad, que replican con granadas ensordecedoras y balas de goma.

Según la Media Luna Roja palestina, al menos 205 palestinos resultan heridos. La policía informa de 18 heridos entre sus filas.

Ultimátum de Hamás

El lunes 10, centenares de personas resultan heridas en su mayoría palestinos, en nuevos choques con policías israelíes en la Explanada de las Mezquitas.

Cientos de fieles judíos fueron evacuados por la noche del Muro de las Lamentaciones en Jerusalén.

El islamista Hamás, en el poder en la Franja de Gaza, había amenazado a Israel si sus fuerzas no se retiraban este lunes por la noche de la Explanada de las Mezquitas.

El ejército de Israel respondió de manera inmediata a través de ataques aéreos dejando un saldo de por lo menos 20 muertos.

Los palestinos lanzaron alrededor de 100 cohetes del lado israelí.