Kabul. Una delegación del gobierno afgano fue atacada por militantes talibanes ayer durante su trayecto a las aldeas donde un soldado estadounidense presuntamente mató a tiros a 16 civiles.

Dentro de la delegación viajaban dos hermanos del presidente de Afganistán, Hamid Karzai.

En la escaramuza murió un soldado afgano que pertenecía al contingente de seguridad en la aldea de Balandi, comentó el general Abdul Razaq, jefe de policía de la provincia de Kandahar, donde ocurrió la visita. Otro soldado afgano y un fiscal militar resultaron heridos en el ataque, de acuerdo con declaraciones de Razaq a la Associated Press.

En Washington, el presidente Obama afirmó comentarle a Karzai: Estados Unidos toma tan en serio esta situación como si se tratara de nuestros propios ciudadanos e hijos los que fueron asesinados . Y en los que fueron sus comentarios públicos más enérgicos acerca de los asesinatos del domingo, Obama agregó: Estamos desconsolados por la pérdida de vidas inocentes. El asesinato de civiles inocentes es indignante e inaceptable. No es lo que somos como país y no representa a nuestras Fuerzas Armadas .

Obama manifestó que ha ordenado al Pentágono no escatimar esfuerzos para llevar a cabo una investigación completa . Aseguró a estadounidenses y afganos que vamos a seguir los hechos dondequiera que nos lleven y nos aseguraremos de que cualquiera que haya estado involucrado será castigado con todo el rigor de la ley .