Londres.- El número de muertos por el estallido de un camión cisterna en República Democrática del Congo se elevó este domingo a 230, y el de heridos a 196, reportó la misión de paz de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en el país africano.

Equipos de la Cruz Roja comenzaron el sábado a llevar los cuerpos de algunas de las víctimas envueltos en plástico a dos fosas comunes a las afueras de la localidad de Sange, donde ocurrió la tragedia, reportó la cadena británica de noticias BBC.

La Cruz Roja indicó que por lo menos 61 niños y 36 mujeres figuran entre los muertos.

Algunas de las víctimas estaban tratando de recoger combustible filtrado del camión cisterna cuando se produjo el estallido, pero otros quedaron atrapados por el fuego subsiguiente dentro de edificios, incluyendo un cine.

El vicegobernador de la provincia Kivu Sur, Jean-Claude Kibala, describió escenas 'terribles' en Sange. 'Se observan montones de cuerpos en las calles. La población está en shock, nadie está llorando ni hablando', dijo Kibala, citado por BBC.

El accidente tuvo lugar la noche del viernes en Sange, a unos 70 kilómetros al sur de Bukavu, capital de la provincia de Kivu Sur, cerca de la frontera con Burundi.

El camión, procedente de Tanzania, volcó y comenzó a derramar combustible. Algunas personas que estaban cerca comenzaron a recolectar el carburante, y 'minutos después vino la explosión', señaló un testigo citado por BBC.

Varias casas fueron alcanzadas por las llamas, así como un cine que estaba proyectando un partido del Mundial de futbol.

Miembros de la misión de paz de la ONU ayudaron a trasladar a decenas de heridos a hospitales en las poblaciones de Bukavu y Uvira.

ropas congoleñas fueron enviadas a auxiliar a los sobrevivientes.

La representante especial de la ONU en la República Democrática del Congo, Leila Zerrougui, dijo que el organismo internacional 'está haciendo todo lo posible para ayudar a las autoridades y asistir a las víctimas'.

apr