Beirut.- Autoridades de Siria informaron al mediador internacional Kofi Annan que empezaron a retirar tropas de tres áreas urbanas el jueves como parte de un plan aceptado por el presidente Bashar al-Assad, pero sus opositores aseguraron que el Ejército aún realizaba ataques en esas y otras localidades.

El portavoz de Annan, Ahmad Fawzi, comentó que las autoridades sirias "nos dijeron que había comenzado a retirar tropas de algunas áreas", particularmente de las ciudades de Derá, Idlib y Zabadani. En declaraciones desde Ginebra, dijo que esto estaba en proceso de verificación, aunque no especificó cómo.

"Son unos completos mentirosos, no hay un retiro del Ejército, aún están al medio de la ciudad. Dispararon a la ciudad esta mañana, como hacen todos los días", dijo un hombre que se identificó como Abu Mustafa vía telefónica desde Zabadani, cerca de la frontera con El Líbano.

Sin embargo, reconoció un modesto repliegue de las tropas. "El Ejército retiró 15 tanques ayer (miércoles), pero el resto está alrededor de los puestos de control, como de costumbre", agregó.

Al mismo tiempo, se intensificaba una disputa diplomática entre Rusia -aliado de Siria- y potencias occidentales que quieren que Assad dimita.

Francia acusó al líder de 46 años de no cumplir con sus promesas, mientras que Moscú dijo a partidarios de la oposición en el exterior que no establecieran ultimátums.

La violencia no ha cesado desde que Assad aceptó el plan de paz de seis puntos de Annan hace más de una semana.

En la ciudad de Homs, activistas filmaron explosiones en una calle llena de escombros. Explosiones y disparos remecieron a Douma, una ciudad cercana a Damasco, poco antes de la llegada de un alto funcionario de paz de la ONU a la capital siria.

ARRIBO DE ENVIADO ONU

El ex Jefe de Estado Conjunto del Ejército de Noruega, mayor general Robert Mood, de 54 años, arribó en Siria con un equipo de avanzada de 10 personas para decidir cómo cerca de 250 observadores de la ONU supervisarán la tregua entre el Ejército y los insurgentes, que tendría lugar a partir del próximo jueves.

Mood tiene experiencia de operaciones de paz armadas de la ONU en Kosovo, donde alrededor de 60,000 soldados fueron desplegados en 1999 tras un acuerdo de cese del fuego y de retiro del Ejército.

Algunos analistas afirman que la llegada de hombres con cascos azules de la ONU alentará el retorno de las manifestaciones masivas, como sucedió cuando una misión de observadores de la Liga Arabe comenzó a operar en Siria en diciembre, para retirarse posteriormente debido al aumento de la violencia.

Más de 42,000 sirios han salido del país desde el comienzo de la revuelta hace un año.

Turquía dijo que más de 1,600 han cruzado la frontera en los últimos dos días, dos veces más que el índice promedio reciente. Activistas sirios dijeron que los refugiados huían de bombardeos del Ejército en aldeas cercanas a las ciudades de Idlib y Aleppo, ubicadas en el norte del país.

La ONU afirma que las fuerzas de Assad han matado a más de 9,000 personas el último año. Siria dijo al órgano mundial esta semana que han muerto 6,044 personas, incluyendo 2,566 soldados y policías.

Assad prometió que retirará al Ejército de centros poblados al 10 de abril y el plan de paz de Annan llama a que las fuerzas rebeldes cesen el fuego dentro de 48 horas después de eso.

MIF