El líder demócrata del Senado estadounidense, Chuck Schumer, instó este martes al presidente Joe Biden a poner fin a las deportaciones masivas de migrantes haitianos, calificando esta política de actitudes "detestables y xenófobas" de la administración del exmandatario Donald Trump.

"Insto al presidente Biden (...) a poner fin inmediatamente a estas expulsiones, y a terminar con esta política del Título 42 en nuestra frontera sur. No podemos continuar con estas políticas detestables y xenófobas de Trump que ignoran nuestras leyes de refugiados", dijo Schumer en el pleno del Senado.

La Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras ha dicho que la "mayoría" de los inmigrantes indocumentados serán expulsados en virtud de la política gubernamental del Título 42 que restringe la inmigración debido a la pandemia de Covid-19.

Por su parte Naciones Unidas (ONU) expresó su profunda preocupación por las deportaciones masivas de inmigrantes haitianos por parte de Estados Unidos y advirtió que personas con solicitudes de asilo serias pueden estar en riesgo.

La agencia de derechos humanos y refugiados de la ONU subrayó que todas las personas que piden asilo tienen derecho a que se consideren sus demandas.

"Estamos seriamente preocupados por el hecho de que parece que no ha habido ninguna evaluación individual en los casos (de Haití)", señaló la portavoz del organismo internacional, Marta Hurtado, a los periodistas en Ginebra.

Esto, prosigue, indica que "quizás algunas de estas personas no han recibido la protección que necesitaban".

La portavoz de la agencia de la ONU para los refugiados, ACNUR, Shabia Mantoo, precisó que solicitar asilo es un "derecho humano fundamental". "Pedimos que se respete ese derecho", aseveró.

Estados Unidos sacó a unos 4,000 personas de nacionalidad haitiana de debajo de un puente en Del Río, Texas, donde se registró maltrato a los migrantes, y se esperaba la salida de más en cuatro vuelos este martes, dijo el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas.

"Estamos trasladando a más migrantes muy rápidamente a otros centros de procesamiento para que podamos garantizar su seguridad y protección y la seguridad y protección de la comunidad", dijo Mayorkas en una entrevista con CNN.

Estamos repatriando personas, esperamos ver un cambio dramático en las próximas 48 a 96 horas", aseguró.

Cientos de haitianos regresaron el lunes a México desde el campamento de migrantes al otro lado de la frontera en Del Rio, Texas, por temor a ser enviados de regreso a su país mientras las autoridades estadounidenses organizaban vuelos a Haití.

La Casa Blanca criticó el uso de riendas de caballo para amenazar a los migrantes haitianos después de que circularon imágenes de un guardia fronterizo estadounidense a caballo cargando contra los migrantes cerca de un campamento junto al río en Texas.

Las autoridades estadounidenses buscan detener el flujo de migrantes que huyen de la violencia de las pandillas, la pobreza extrema y los desastres naturales en sus países de origen.

Mayorkas dijo que se estaba llevando a cabo una investigación sobre el maltrato a los migrantes y que se desplegaría a supervisores de la Oficina de Responsabilidad Profesional a tiempo completo en el lugar para observar la situación.

"No toleraremos ningún maltrato", dijo Mayorkas a CNN. "Estaba horrorizado por lo que vi. Voy a dejar que la investigación siga su curso. Pero las imágenes que observé me preocupan".