Rick Santorum anunció ayer que suspenderá su campaña, con lo que prácticamente pondría fin a la contienda presidencial del Partido Republicano en el 2012 y entregaría la candidatura a Mitt Romney.

Hemos tomado la decisión el fin de semana de que pese a que esta carrera presidencial ha terminado para nosotros -para mí- y que vamos a suspender nuestra campaña a partir de hoy, no hemos dejado la lucha , anunció Santorum.

El exsenador por Pennsylvania había sido el principal oponente Romney, pero sufrió un trío de derrotas la semana pasada en Wisconsin, Maryland y el Distrito de Columbia, y durante el fin de semana su hija Bella fue hospitalizada por segunda vez en esta campaña debido a las complicaciones de un trastorno genético poco común.

Al anunciar su decisión, Santorum expuso que la condición de Bella le hizo reconsiderar su campaña, pero que ella es una luchadora y lo está haciendo extraordinariamente bien .

No ha endosado ni ha llamado a los delegados que ganó a apoyar a otro candidato.

Santorum llamó a Romney antes de su anuncio de ayer para informarle acerca de su decisión de abandonar la carrera.

Newt Gingrich y Ron Paul permanecen en campaña, pero ninguno ha demostrado la capacidad de ser una alternativa consistente a Romney. Gingrich, en particular, ha visto caer en picada su campaña, además de estar endeudado con 4.5 millones de dólares.