Panamá.- Las autoridades médicas informaron el lunes que el estado de salud del ex dictador Manuel Noriega es estable, pero que seguirá en observación por 48 horas más después del desvanecimiento que sufrió el domingo en la cárcel.

El otrora hombre fuerte, de 77 años, fue trasladado el domingo del centro penitenciario El Renacer al hospital público Santo Tomás en esta capital, tras sufrir un cuadro de hipertensión y la posibilidad de un accidente vascular cerebral (derrame).

El ministro de Salud, Franklin Vergara, reiteró en un comunicado que hasta el momento los exámenes realizados a Noriega --una tomografía axial computarizada y una angioresonancia-- para determinar posibles lesiones vasculares cerebrales, resultaron normales.

"En estos momentos, el ex general está consciente, bien orientado", aseguró.

Sin embargo, explicó que permanecerá un periodo más en cuidados intensivos para que sea examinado por un neurólogo, realizarle una segunda fase de exámenes y vigilar su presión arterial. "Luego de 48 horas se determinará su evolución y se coordinará su regreso al centro penitenciario", agregó.

Noriega retornó a Panamá extraditado desde Francia el 11 de diciembre, después de pagar condenas por narcotráfico y lavado de dinero en prisiones de Estados Unidos y París entre 1990-2011.

"Por la historia de salud del ex general y por lo que podría tratarse de una enfermedad vascular transitoria, se optó por dejarlo en cuidados intensivos", subrayó Vergara, quien es médico de profesión.

Uno de los abogados de Noriega en Panamá, Julio Berrío, dijo en entrevista telefónica con The Associated Press que no ha podido visitar a su cliente al hospital, pero que conversó con su hija Thays, que le indicó que al ex hombre fuerte le realizaron varios exámenes y "está bajo monitoreo".

"Es una persona de edad (avanzada) y que ha sufrido varios accidentes (derrames)", señaló Berrío. "Y la situación en la cárcel no es la más adecuada".

Aseguró que Noriega ha sufrido tres derrames, dos mientras permaneció encarcelado en Estados Unidos y otro en Francia. "No es cualquier persona que puede sobrevivir a tantos accidentes de ese tipo", agregó.

Explicó que por ello hubo el temor el domingo de que el anciano militar jubilado haya sufrido un nuevo derrame cerebral.

Noriega, quien asumió las riendas del ejército panameño y del país en 1983, fue expulsado por la invasión de tropas estadounidenses el 20 de diciembre de 1989.

El ex dictador emergió dos años después de la muerte del entonces hombre fuerte Omar Torrijos en un accidente aéreo en 1981. El régimen militar panameño duró 21 años (1968-89).

klm