Washington. La Casa Blanca reveló la justificación política de la sorpresiva decisión que tomó en el ámbito comercial de imponer arancel del 5% a todos los productos mexicanos que ingresen a Estados Unidos. Lo hizo a través de un comunicado en el que recurre nuevamente al tema de los crímenes en Estados Unidos para justificar la medida.

En el escrito, la Casa Blanca asegura que la afluencia de “extranjeros ilegales” provoca “innumerables crímenes”.

El documento inicia con una explicación del entorno actual de Estados Unidos en el tema de inmigración: “Como todos saben, los Estados Unidos han sido invadidos por cientos de miles de personas que vienen desde México”.

De acuerdo a la presidencia, el impacto de la “afluencia sostenida de extranjeros ilegales tiene profundas consecuencias en cada aspecto de nuestras vidas: generan problemas en nuestras escuelas, saturan nuestros hospitales y causan innumerables crímenes”.

El presidente Trump apela a una ley de 1977 para tomar la decisión por cuestión se seguridad nacional.

En lo que parece ser un lanzamiento de su  campaña para lograr la reelección, el comunicado recuerda lo dicho por el propio Trump cuando reveló su interés de competir por la presidencia por el Partido Republicano, en junio de 2015. El comunicado señala: “Miembros de pandillas, traficantes de personas y de drogas ilegales (...) están llegando a la frontera sur, y directamente a nuestras comunidades”. La Casa Blanca asegura que “miles de vidas de inocentes se pierden por este caos. ¡Debe terminar AHORA!”.

Contra México

La presidencia estadounidense asegura el fenómeno de la inmigración se debea que, “lamentablemente, México ha permitido (...) que se prolonge durante muchos años”. Regresando al lenguaje de campaña que utilizó hace cuatro años, la Casa Blanca mencionó lo siguiente: Algunas de las pandillas más peligrosas del planeta operan al otro lado de nuestra frontera las cuales aterrorizan a nuestras inocentes comunidades”. 

Así fue la forma en que la Casa Blanca justificó la decisión de imponer un arancel generalizado a todos lo bienes mexicanos adquiridos por los Estados Unidos.

El documento termina aclarando: “Tenemos confianza en que México puede actuar rápidamente para ayudar a Estados Unidos a detener este problema (...) injusto”.

El gobierno de Trump reitera que “México se ha hecho de enormes cantidades de dinero” a través del comercio injusto con Estados Unidos. La mismas palabras que utilizó desde que lanzó su campaña en 2015.

Ahora, ha dado un paso más: imponer aranceles.