Ramala. El presidente palestino quiere reunirse con los recién elegidos miembros del Parlamento de Israel para exponer sus puntos de vista sobre la paz, con la esperanza de que el repunte político de los centristas proporcionará una apertura para reanudar las estancadas negociaciones sobre un Estado palestino, expuso ayer un asesor de alto rango.

El objetivo principal del presidente Mahmoud Abbas parece ser Yair Lapid, líder del moderado partido Yesh Atid (Hay un Futuro), quien se espera influya en establecer las prioridades del próximo gobierno.

Lapid ha dicho que quiere que Israel haga un esfuerzo serio para lograr la paz, aunque no está claro hasta dónde se presionará el tema en las negociaciones para una coalición con el primer ministro Benjamin Netanyahu. En recientes apariciones públicas, apenas ha tocado el tema, centrándose en cambio en las preocupaciones económicas nacionales.

En las elecciones de esta semana, el partido de Lapid se convirtió en la segunda fuerza política con 19 de los 120 escaños en el Parlamento, después de que el bloque derechista de Netanyahu, formado por la coalición del Likud y el Yisrael Beitenu, ganara 31 escaños.

Netanyahu y Lapid se reunieron ayer, dos días después de las elecciones, aunque las negociaciones formales de la coalición iniciarán la próxima semana y podrían durar hasta seis semanas.

Lapid ha hecho campaña en una agenda que incluye proyectos de excepciones y becas gubernamentales para judíos ultraortodoxos. Sin embargo, dos legisladores de su partido afirmaron ayer que la paz con los palestinos es igual de preponderante para él.