Ciudad de Guatemala. La visita que hizo el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, al presidente de El Salvador, Nayib Bukele, deja mal parado al gobierno guatemalteco, según expertos en relaciones exteriores.

Según la Embajada estadounidense en El Salvador, Pompeo firmó este domingo un convenio de cooperación para reforzar la lucha contra el narcotráfico.

De acuerdo con el diario guatemalteco Prensa Libre, Eduardo Stein Barillas, excanciller guatemalteco, no vio con buenos ojos la exclusión de Guatemala del encuentro.

“Lamentamos que tratándose de un tema que nos afecta a tres países, todo lo que se está intentando es hecho en la sombra”.

Stein criticó directamente al gobierno de Jimmy Morales y señaló que “deploramos que el presidente (Morales) y su equipo de gobierno no den la cara ante la ciudadanía que lo eligió para explicar en qué términos se ha venido negociando con la administración del presidente Trump un acuerdo migratorio”.

Para Rubén Hidalgo, director del Instituto Centroamericano de Estudios Políticos, causa “una gran preocupación que Pompeo vaya a hablar de un tema tan sensible como el de migración con El Salvador, que es un país con menor dimensión territorial, poblacional y de volumen de migrantes, y no es una frontera directamente instalada al sur de México”.

Consideró que la visita de Pompeo “es una confirmación del liderazgo político y la legitimación que obtuvo Bukele en las pasadas elecciones, ante las cuestionadas figuras del presidente guatemalteco”.