Berlín. La canciller alemana Angela Merkel considera "problemático" el cierre por parte de varias redes sociales, entre ellas Twitter, de las cuentas del presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, indicó el día de ayer 11 de enero, su portavoz.

"Es posible interferir en la libertad de expresión, pero según límites definidos por el legislador, y no por la decisión de una dirección de empresa", explicó Steffen Seibert en conferencia de prensa.

"Por ello la canciller considera problemático que las cuentas del presidente estadounidense en las redes sociales sean cerradas definitivamente", agregó.

Twitter suspendió el viernes de manera permanente la cuenta de Donald Trump, dos días después de los hechos de violencia de sus seguidores que invadieron el Capitolio en Washington.

Un 11 de septiembre para el mundo digital

El asalto al Capitolio en Washington, el pasado 6 de enero por una turba a favor de Trump, presagia una era de regulaciones más estricta para las redes sociales, dijo el comisario de la Unión Europea (UE) Thierry Breton, que comparó la violencia con los ataques del 11 de septiembre del 2001, que llevaron a una ofensiva global contra el terrorismo.

"Así como el 11 de septiembre marcó un cambio de paradigma para la seguridad global, 20 años después estamos siendo testigos de un antes y un después en el papel de las plataformas digitales en nuestra democracia", escribió el comisario de Mercado Interior en una columna para Político.

Al bloquear la cuenta de Trump, las compañías de redes sociales finalmente reconocieron su responsabilidad, deber y medios para prevenir la propagación de contenido viral ilegal, agregó.

"Ya no pueden ocultar su responsabilidad hacia la sociedad argumentando que simplemente brindan servicios de hospedaje", aseveró el miembro del ejecutivo de la UE.