La intención del ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi de presentarse nuevamente como candidato en las elecciones de 2013 ha creado alarma en Europa, informaron hoy medios locales.

El retorno de Berlusconi, quien en noviembre pasado debió renunciar al frente del Ejecutivo asediado por la crisis financiera, fue confirmado el miércoles pasado por el secretario general del conservador Partido del Pueblo de la Libertad (PDL), Angelino Alfano.

Pero según declaró al diario La Repubblica el líder de la bancada del Partido Socialista Europeo (PSE) en el Parlamento europeo, Hannes Swoboda, la nueva candidatura de Berlusconi no sería aceptada en ninguna capital europea.

Argumentó que un retorno de Berlusconi afectaría la imagen de toda Europa que aparecería como una democracia que no está en grado de aprender de las experiencias negativas .

No puedo creer que después de un total fracaso político y económico exista alguien que piense en presentarse nuevamente ante los electores , dijo.

El jefe de gobierno italiano Mario Monti, quien sustituyó a Berlusconi con su Ejecutivo de emergencia , reveló que en la cumbre del G-20 de Cannes en 2011, Il Cavaliere fue humillado por otros líderes europeos, que exigían a Italia cesión de soberanía para enfrentar la crisis.

El diario La Stampa reconstruyó esos momentos y dijo que en una cita privada con el entonces presidente francés, Nicolás Sarkozy; con la canciller federal alemana, Angela Merkel, y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barrosso, Berlusconi fue duramente atacado.

Según el rotativo, el más feroz fue Sarkozy, pero incluso Merkel le gritó: Silvio, la culpa de la crisis es tuya .

En tanto, un sondeo realizado por la sociedad Ipr Marketing y publicado este viernes por la página digital del diario La Repubblica desmintió que Berlusconi sea el favorito de cara a las elecciones previstas para la primavera de 2013.

Dijo que con Il Cavaliere su partido, el PDL, tendría 30% del consenso electoral, exactamente el mismo que con Alfano como candidato al frente del gobierno.

Precisó que una eventual coalición de centroderecha encabezada por Berlusconi sería ampliamente superada por una de centroizquierda, que incluyera al Partido Democrático, la Unión Demócrata de Centro (UDC) y otras formaciones menores y a Pierluigi Bersani (líder del PD) como candidato.

De acuerdo con La Stampa, con su retorno a la escena política Berlusconi intenta no solo evitar el naufragio de su partido, sino también el de su imperio empresarial.

Recordó que Fininvest, el conglomerado que reúne a sus empresas, registró en 2011 utilidades por siete millones y medio de euros, frente a los 160 millones de 2010 y los más de 600 millones en 2009.

De casi 76 años de edad, Berlusconi encabezó su primer gobierno entre abril y diciembre de 1994; el segundo duró de 2001 a 2006 y el tercero y último de 2008 a 2011.

RDS