Buenos Aires.- Un miembro de la Asamblea Legislativa de las Islas Malvinas, cuya soberanía Argentina reclama al Reino Unido, pidió el jueves al país sudamericano que deje en paz a los isleños y respete su derecho de autodeterminación.

Argentina tiene que respetar los deseos de los isleños y nosotros queremos quedar bajo la soberanía de Gran Bretaña, no queremos tener soberanía argentina", dijo Dick Sawle a radio La Red de Buenos Aires.

En los últimos días se acrecentó la tensión entre Argentina y el Reino Unido por el archipiélago del Atlántico sur, por el cual se enfrentaron en una guerra en 1982 que perdió la nación sudamericana.

"Si Argentina quiere respetar nuestro deseo tiene que dejarnos en paz, tiene que tener buenas relaciones, como buenos vecinos y nada más", advirtió Sawle.

También dijo que " el Reino Unido ahora mismo no es un país colonialista, es un error hablar de eventos de hace más de 170 años", dijo en referencia a la conquista inglesa de Malvinas en 1833, cuando expulsó a los colonos rioplatenses.

El miércoles el primer ministro británico David Cameron acusó a Argentina de tener una actitud "colonialista" hacia las Malvinas en declaraciones que el gobierno de la presidenta Cristina Fernández calificó de "exabrupto torpe e ignorante". Buenos Aires reiteró además su deseo de que el Reino Unido acepte las resoluciones de Naciones Unidas que instan a los dos países a sentarse y negociar sobre la soberanía del archipiélago.

Sawle dijo que en las Malvinas, donde residen "unos 250 chilenos, rusos, franceses, y de todo el mundo" hay "hasta nueve generaciones de familias y no escuché ni una voz que diga que quieren formar parte de Argentina, completamente al revés".

El jueves el gobierno argentino volvió a criticar duramente la afirmación del primer ministro británico acerca de que Argentina es colonialista por insistir en su reclamo de soberanía.

"Ayer escuchábamos anonadados las declaraciones del primer ministro británico, hablar sin vergüenza, usar la palabra colonialismo hacia un país latinoamericano", dijo el vicepresidente Amado Boudou al encabezar un acto oficial en la ciudad de Mar del Plata, 400 kilómetros al sur de Buenos Aires.

El funcionario está a cargo del Ejecutivo mientras Fernández se recupera de la operación de tiroides a la que fue sometida el 4 de enero. Está previsto que la mandataria retome sus actividades el 24 de enero.

Boudou señaló que el colonialismo ha causado dolor "no sólo en América latina, sino también en Asia, en Africa" y "aún hoy deja el rostro humano inconfundible de la exclusión".

apr