Kingston.- Jamaica declaró el domingo el estado de emergencia en Kingston y zonas aledañas por enfrentamientos entre la Policía y bandas armadas que intentan impedir el arresto de un líder pandillero requerido para una posible extradición a Estados Unidos.

Tras declarar el estado de emergencia, el primer ministro de Jamaica, Bruce Golding, prometió en cadena nacional enfrentar con firmeza a las pandillas armadas que resisten en la capital y que no se le permitirá el triunfo a los criminales.

Con la tensión en aumento, la Policía instó a todos los vecinos decentes y que respeten la ley en Tivoli Gardens y Denham Town a abandonar inmediatamente a sus respectivas comunidades .

Los residentes de la zona serían trasladados en autobús a lugares seguros. Sin embargo, muchos se comunicaron con radios locales diciendo que temían por sus vidas y que no podían abandonar el área.

La Policía asegura que hombres armados de varias comunidades a lo largo de esta nación caribeña de 2.8 millones de personas se unieron a fuerzas criminales en Tivoli Gardens en un desafío para proteger al líder de la zona, Christopher Dudus Coke.

Ahora queda claro que los elementos criminales están determinados a lanzar ataques coordinados contra las fuerzas de seguridad , advirtió el comunicado policial.

Más temprano, tres destacamentos policiales fueron atacados y uno de ellos prendido fuego. En los enfrentamientos callejeros resultaron heridos un civil y un policía.

El comienzo

Los incidentes estallaron a comienzos de la semana, luego de que el gobierno aprobó la extradición a Estados Unidos de Coke, un reputado pandillero y líder vecinal en el distrito de Tivoli Gardens, acusado por tráfico de drogas y de armas.

Miles de sus seguidores abarrotaron las calles mientras que las pandillas levantaron barricadas para evitar el arresto de Coke. El viernes, Golding hizo un llamado público a la calma y solicitó el desarme de las barricadas.

Considerado uno de los hombres más influyentes y peligrosos de Jamaica, Coke, de 42 años, es el líder de la pandilla Showe Posse con ramificaciones en Estados Unidos.

Estados Unidos acusa a los miembros de Shower Posse, bajo el liderazgo de Coke, de haber vendido marihuana y pasta base de cocaína en la Ciudad de Nueva York y otras áreas del país.

Para muchos residentes de Kingston, Coke es como un padrino .

Miles marcharon por la ciudad el jueves cantando Dejen a Dudus en paz, dejen a Dudus en paz .

Él está cerca de Dios , indicó un manifestante. Así como Jesús murió por nosotros en la cruz, nosotros estamos dispuestos a morir por él , indicó otro.