Washington.- El presidente Barack Obama rindió hoy homenaje a los caídos en las guerras en las que Estados Unidos ha participado, llamando a los estadunidenses a no olvidar el sacrificio hecho por los hombres y mujeres que han vestido uniforme militar.

'Nuestra nación tiene una deuda con los héroes caídos que nunca podremos pagar totalmente', afirmó el mandatario, al pronunciar un discurso aquí en el Cementerio Nacional de Arlington.

La alocución marcó el acto principal de los eventos celebrados en la capital para conmemorar el Día de los Caídos (Memorial Day), una de las principales fechas del calendario estadunidense.

Ante familiares de militares muertos en combate y acompañado por el secretario de Defensa, Robert Gates, y altos jefes castrenses, dijo que recordar el último sacrifico de estos soldados es la mejor manera que el país puede honrar su memoria.

"Los debemos honrar en nuestras propias vidas, manteniendo su recuerdo cerca de nuestros corazones y observando el ejemplo que nos dejaron", indicó ante cientos de personas congregadas en el anfiteatro de ese cementerio, a las afueras de la capital.

El mandatario mencionó empero que el reconocimiento debe ser extensivo para quienes están de servicio y aún para aquellos que han dejado de vestir un uniforme.

"Como nación, debemos honrarlos confiando en ellos y las familias que los quieren, buscando a quienes están perdidos en combate, retenidos como prisioneros; sirviéndoles como ellos a nosotros, desde el momento que ingresan al ejército, hasta que lo dejan y cuando mueren", expresó el jefe de la Casa Blanca.

Antes, acompañado de Gates y su esposa Michelle, Obama depositó una ofrenda floral ante la tumba del soldado desconocido y montó una guardia de honor.

APR