Washington.- El presidente estadounidense, Barack Obama, nominó a la procuradora general Elena Kagan para la Suprema Corte, calificándola como imparcial, constructora de consenso y una de las mejores mentes legales del país.

Kagan, conocida como una liberal relativa, debe ser confirmada por el Senado estadounidense.

De ser confirmada, no se espera que cambie el equilibrio ideológico de la corte, que considera temas sociales conflictivos y es el árbitro final de todas las consultas sobre la Constitución estadounidense.

Obama instó tanto a republicanos como demócratas en el Senado estadounidense a confirmar rápidamente a su nominada.

El líder republicano del Senado Mitch McConnell dejó en claro el lunes que la nueva nominada a la Corte Suprema no recibirá una aprobación sin cuestionamientos y prometió revisar su "breve experiencia en litigios".

"Cumplir nuestro deber de asesorar y consentir una nominación a este despacho requiere un proceso cuidadoso, no un juicio apresurado", dijo McConnell en un comunicado luego de que Obama anunciara la nominación de Kagan.