Washington.- El presidente estadounidense, Barack Obama, revivió el lunes un acuerdo con Moscú sobre cooperación en energía nuclear civil, casi dos años después de que fuera cancelado por el conflicto entre Rusia y Georgia.

La iniciativa de Obama para renovar el acuerdo e s el último paso en su intento por "reiniciar" las relaciones de Estados Unidos con Rusia, una de sus mayores prioridades de política exterior.

En el 2008, los lazos entre Moscú y Washington alcanzaron sus peores momentos después de la Guerra Fría durante el conflicto por con Georgia, un aliado de Estados Unidos.

Obama dijo que la situación en Georgia ya no debía verse como un obstáculo al acuerdo.

El presidente demócrata mencionó la cooperación de Moscú sobre Irán, mientras Estados Unidos presiona para que Naciones Unidas apruebe una nueva ronda de sanciones contra la república islámica por su negativa a suspender su programa nuclear.

"El nivel y el alcance de la cooperación de Estados Unidos y Rusia sobre Irán son suficientes para justificar la propuesta de reanudación del acuerdo en el Congreso", dijo Obama en una carta a los legisladores estadounidenses.

Instando al Congreso a respaldar el acuerdo, Obama sostuvo que había "determinado que el desarrollo del acuerdo propuesto promoverá, y no constituirá un riesgo irracional, a la defensa y seguridad comunes".

Estados Unidos y Rusia han tenido una "creciente y significativa cooperación" sobre no proliferación y energía nuclear civil en los últimos 12 meses, señaló el mandatario.

Rusia ha mostrado su apoyo a una nueva resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sobre Irán y el mes pasado Washington y Moscú firmaron un nuevo tratado START para recortar sus arsenales nucleares.

El acuerdo civil no es un tratado y aunque oficialmente no está sujeto a aprobación del Congreso debe ser presentado a los legisladores para una revisión de 90 días. Ambas cámaras pueden votar para cancelarlo antes de que entre en vigencia.

apr