El Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) aprobó por unanimidad la declaración presentada por México para condenar el ataque terrorista perpetrado en El Paso, Texas, donde murieron 22 personas, entre ellas ocho mexicanos.

En la declaratoria, los Estados Miembros del organismo regional expresaron su condena y rechazo absoluto a la discriminación racial y los crímenes motivados por el discurso de odio, el racismo y la xenofobia. Además, refrendaron su compromiso para combatir todas las formas de discriminación, intolerancia y xenofobia, así como prevenir, investigar, procesar y en su caso castigar los delitos perpetrados con esas motivaciones. 

De acuerdo con internacionalistas, el respaldo solidario es meramente una declaratoria diplomática sin repercusiones y posiblemente sin trascendencia. 

Para Aribel Contreras, Coordinadora de la Licenciatura en Administración de Negocios Internacionales de la Universidad Iberoamericana, la declaratoria no es vinculante, es decir, no obliga a ninguna de las partes y tampoco es un acuerdo.

“Aunque Estados Unidos es miembro de la OEA, no obliga a su gobierno a implementar acciones como tampoco ha sucedido en otros casos cómo el de Venezuela por violar un principio básico cómo lo es la democracia”, destacó.

Mientras que Natasha Uren Vázquez, integrante de la Coalición de Migrantes Mexicanos, destacó que a pesar de que México no respalda a 16 países que aceptan a Juan Guiadó como presidente de Venezuela, la OEA manda el mensaje de que reconoce y respalda a México.

“La OEA le da un espaldarazo a México y reconoce que el tema de crecimiento de la xenofobia en Estados Unidos es delicado. Pero nadie hizo un pronunciamiento sobre el control del flujo de armas”, dijo.

Y agregó: “Que bueno que nos respaldan diplomáticamente, hay un respaldo diplomático y que bueno que esto pueda dar para ir por más y a futuro tomar decisiones más firmes dentro de la OEA”, comentó.

Agradecimiento de México

A través de su cuenta de Twitter, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, agradeció el apoyo de los países miembros del organismo regional.

“Un gran avance se logró hoy en la OEA: toda América condena el ataque perpetrado en El Paso, Texas, y lo clasifica como "terrorista " a propuesta de la misión de México”. 

“México celebra la adopción por aclamación de la declaración para condenar enérgicamente los atentados terroristas ocurridos en El Paso, Texas, el pasado 3 de agosto. Nuestro país agradece a los estados miembros su apoyo”, expresó Luz Elena Baños, embajadora de México ante la OEA.