Asunción. Mario Abdo Benítez, del derechista partido Colorado, lanzó fuertes críticas a los gobiernos de Venezuela y Nicaragua, a los que acusó de “abusos de poder”, al asumir como nuevo presidente de Paraguay.

“Expresamos nuestra solidaridad con los pueblos de Venezuela y Nicaragua frente a los abusos del poder. Nuestras voces libertarias no callarán. Paraguay no va a mantenerse indiferente ante el sufrimiento de estos pueblos hermanos”, manifestó Abdo Benítez.

“Es hora de dejar a un lado la hipocresía y levantar la voz ante las injusticias”, enfatizó.

A la ceremonia de toma de mando asistieron los presidentes Mauricio Macri, de Argentina; Michel Temer, de Brasil; Tabaré Vázquez, de Uruguay; Evo Morales, de Bolivia; Iván Duque, de Colombia; Jimmy Morales, de Guatemala, y Tsai Ing-wen, de Taiwán.

Pasado familiar, ligado a la dictadura

Hijo de quien fuera durante 25 años el secretario privado del dictador Alfredo Stroessner (1954-1989), Abdo Benítez asumió el Ejecutivo con un llamado a mirar hacia el futuro y dejar atrás las divisiones en un momento en que su Partido Colorado enfrenta desavenencias entre algunos grupos internos.

Como anécdota, Abdo Benítez utilizó un coche descapotable que usó el dictador Stroessner.

Abdo Benítez sustituye en el poder a Horacio Cartes. Las diferencias entre colorados son tan hondas que el saliente mandatario Cartes, de su mismo partido, no estuvo en la ceremonia, ni tampoco siete senadores y 20 diputados de su corriente política.

Cartes le entregó la banda presidencial al presidente del Congreso antes de que iniciara la ceremonia.

Abdo Benítez es licenciado en Mercadotecnia por la Post University de Connecticut. Cuando el exdictador Stroessner fue desalojado del poder, él se encontraba cursando sus estudios secundarios en Estados Unidos.

La historia de su padre como exsecretario privado de Stroessner apareció en la campaña, pero no se volvió algo que lo afectara para hacerse primero con la candidatura oficialista y luego con el triunfo electoral.

En el 2005 comenzó a incursionar en política, militando en un movimiento interno del Partido Colorado, hasta que en el 2013 ganó una banca en el Senado, del cual fue presidente en el 2015. En el 2017 renunció para llevar adelante su campaña electoral.

Las principales propuestas de Abdo Benítez durante la campaña fueron ampliar la cobertura de salud con una estrategia preventiva, promover un desarrollo agropecuario sostenible, garantizar el abastecimiento de energía y, al mismo tiempo, impulsar la investigación y el desarrollo de fuentes alternativas. Además, prometió una transformación del sistema de justicia.

En busca de acuerdos

Abdo tiene el desafío de llegar a acuerdos con la oposición, pues carece de mayoría plena en el Congreso.

“Su partido se encuentra profundamente dividido y la oposición lo podrá acompañar si sus proyectos son genuinos, democráticos y si demuestra que su gobierno es aperturista”, dijo el líder opositor Miguel Abdón Saguier, del partido Liberal.

También se ausentaron los parlamentarios del Frente Amplio, encabezados por el exobispo católico y expresidente, Fernando Lugo.