París.- El ex dictador panameño, Manuel Noriega, denunció un "montaje bancario-financiero imaginario" de Estados Unidos en su contra, afirmó que el dinero depositado en Francia provenía de empresas de seguros, de astilleros y de la CIA, y negó vínculos con el narcotráfico.

" Le digo con toda humildad y respeto que este es un montaje bancario-financiero imaginario" de Estados Unidos, afirmó Noriega, de 76 años, en el segundo día de su juicio por blanqueo de dinero del cártel de Medellín en bancos de Francia a fines de los 80.

Vestido con traje negro, camisa blanca y corbata gris, el ex hombre fuerte de Panamá entre 1983 y 1989, cuando fue derrocado y capturado por Estados Unidos, se declaró "víctima de la misma conspiración que los Estados Unidos hicieron contra mí en Miami".

La justicia francesa lo acusa del lavado de 2.3 millones de euros (2.8 millones de dólares) entre 1988 y 1989. Ese dinero fue transferido de cuentas del BCCI de Panamá a Londres y de allí a bancos de París y Marsella (CIC, BNP, BCCI, Credit Lyonnais y Banco do Brazil).

"En lo que a mi se refiere no proviene del tráfico de droga. En lo que a mí se refiere es transparente y honesto de los recursos personales que tengo", respondió Noriega interrogado por su abogado defensor, Olivier Metzner sobre el origen del dinero que depositó en Francia.

"¿Y de la CIA?", agregó el abogado.

"Sí, personal y de la CIA", agregó Noriega, el mismo que a principios de los 70 fue reclutado como espía de la Agencia Central de Inteligencia estadounidense convirtiéndose en aliado fiel de Washington en la región.

Interrogado por la presidenta del Tribunal, Agnés Quantin, Noriega aseguró que el dinero procedía de "empresas en las cuales era socio mayoritario" como "Superseguros, Duty Free de Panamá y Astilleros" e insistió en que lo enviaba al extranjero para que estuviera en "seguridad" pues Panamá "estaba sometido a un embargo". Sin embargo dijo que "el que diversificaba" las cuentas era el director del BCCI en Panamá, Amjad Awad, que testimonió en su contra en Estados Unidos.

Noriega y su esposa Felicidad, titular de cuentas en Francia y de tres apartamentos en distinguidos barrios de París, fueron condenados en ausencia en 1999 por la justicia francesa a 10 años de cárcel y a millonarias multas por operaciones financieras con fondos del narcotráfico.

Extraditado a Francia en abril pasado, Noriega cumplió 17 años de cárcel en Estados Unidos por complicidad en tráfico de droga.

Muy locuaz

Las respuestas de Noriega no convencieron al abogado de Panamá, Yves Baudelot, quien lamentó que se haya "escuchado a un Noriega muy locuaz en su lucha contra la droga pero con dificultades para explicarse sobre los millones de dólares en cuentas europeas".

"Sin ninguna duda estamos en presencia de fondos que fueron depositados en sus cuentas y que provenían del tráfico de estupefacientes", sostuvo el letrado que reclamó "una reparación por perjuicio material y moral de 27 millones de euros" porque "durante años fue el dictador que hablaba en nombre de Panamá".

Historia

Panamá pidió la extradición de Noriega para cumplir una condena a 20 años por el asesinato de un opositor en 1985.

En presencia de sus tres hijas, Noriega, que permaneció varias horas de pie, afirmó que en los 80 luchó contra la droga en la región y que no tenía "amistades con ese tipo de gente" en referencia a los narcotraficantes.

"Cumplí con exceso la represión contra la droga y por eso recibí los mejores elogios de los Estados Unidos" y explicó que tras negarse a ser la "punta de lanza" de Washington para "arrasar con todas las fuerzas de izquierda" en la región (...) "comenzó una campaña negativa en contra de mi persona".

Noriega fue derrocado en diciembre de 1989 por tropas estadounidenses tras una cruenta invasión a Panamá.

El ex dictador dijo que desde 1983 "era el jefe real del gobierno" panameño y se presentó como uno de los artífices de los Tratados Torrijos-Carter (1977).

"Para lograrlo, yo Manuel Antonio Noriega visité el mundo entero", afirmó antes de recordar que por "don divino de Dios" pudo conocer "a hombres que manejaban la geopolítica (...) como Tito en Yugoslavia, Mao en China y Kadhafi en África".

El juicio en Francia contra Noriega concluirá el miércoles con los alegatos. La sentencia será anunciada en julio o en el otoño boreal próximo.